Inicio » Mala salud materna, reflejo de pobreza y desigualdad de género

Mala salud materna, reflejo de pobreza y desigualdad de género

Por Gladis Torres Ruiz

En los últimos veinte años, en el mundo, el uso de algunos servicios de salud materna, en especial la atención prenatal, aumentaron, pero esto no ha generado la reducción de la mortalidad materna.

Las mujeres tienen hoy más probabilidades de morir durante o después del parto, que durante el embarazo, pues el uso de servicios para su atención es el que menos ha aumentado.

El documento Las Mujeres Dan Vida para el Desarrollo señala que dentro de los servicios de salud materna subsisten desigualdades evidentes: en el caso de las mujeres más favorecidas económicamente, más del 80 por ciento de los partos fueron atendidos por personal capacitado, mientras que para las mujeres más pobres esta cifra fue de apenas 31 por ciento.

Estos contrastes son igual de notorios por región, abunda el documento emanado de la Conferencia Mundial, Women Deliver.

En Europa y Asia Central el 99.7 por ciento de mujeres con mayor poder adquisitivo atendieron sus partos por personal capacitado y un 82.7 de las mujeres pobres lo hizo también de esta manera.

En tanto, en América Latina únicamente el 40.2 por ciento de mujeres pobres fueron atendidas por personal capacitado y 94.3 de las mujeres más favorecidas económicamente fueron así atendidas, lo que hace evidente las desigualdades que viven las mujeres latinoamericanas en materia de salud materna.

En suma, dice el documento, “la mala salud materna es el reflejo de la pobreza persistente y de la desigualdad de género”. Cuando las mujeres están en situación de inferioridad y no tiene el poder suficiente para tomar las decisiones que afectan su vida, es muy probable que las madres padezcan de mala salud.

Situación que cambia de manera importante cuando las mujeres tienen poder de decisión en el hogar, acceso a la educación y a oportunidades económicas. Están mejor preparadas para acceder a los servicios de salud y a utilizarlos antes, durante y después del embarazo y parto.

EDUCACIÓN, LA DIFERENCIA

El ejemplo más claro y mejor documentado de la relación entre la situación de las mujeres y la salud materna es el impacto de la educación, ya que los estudios muestran una relación positiva y significativa entre la educación y el uso de anticonceptivos y de servicios de atención prenatal, parto y posparto.

“La educación influye en la salud materna porque mejora el acceso de las mujeres a la información y a su habilidad para tomar decisiones acerca de su cuerpo”.

De igual manera, las oportunidades económicas también pueden tener un impacto positivo. En muchos países el empleo remunerado brinda el derecho a seguridad social y a otros beneficios como licencia por maternidad, además de que puede aumentar su habilidad para expresar sus necesidades en una amplia gama de asuntos, entre ellos mejores servicios de salud materna.

“Las mujeres que tiene un empleo remunerado y otras oportunidades económicas a su alcance utilizan más a menudo los servicios de salud materna, por lo que tienen menos riesgos de muerte o discapacidad materna”.

En tanto que la toma de decisiones dentro del hogar, detalla el texto editado por Family Care International, también se asocia positivamente con el uso de los servicios de salud materna.

Un estudio realizado en Nepal reveló que las mujeres que gozaban de un poder considerable en la toma de decisiones tenían la doble probabilidad de dar a luz en un establecimiento de salud, comparado con aquellas cuyo poder de toma de decisiones era más limitado.

Estimaciones del Banco Mundial señalan que si todas las mujeres tuvieran acceso a intervenciones para atender las complicaciones del embarazo y el parto, en especial a cuidados obstétricos de emergencia, un 74 por ciento de las muertes maternas hubieran podido evitarse.

Sin embargo, si se quiere abordar la inequidad, los esfuerzos deben concentrase en asegurar que las mujeres pobres y otro grupos marginados obtengan acceso a dichos servicios, enfatiza el documento.

07/GT/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: