Inicio Malas cuentas en Instituto de la Mujer de Morelos

Malas cuentas en Instituto de la Mujer de Morelos

Por la Redacción

A poco más de un año de su creación, el Instituto de la Mujer Para el Estado de Morelos registra graves irregularidades en el manejo de los recursos económicos y no ha avanzado en la misión para la cual fue creado, por lo que la Junta Directiva solicita la remoción de su directora, María de los Angeles Amaro Romero, reveló la organización civil Comunicación, Intercambio y Desarrollo Humano en América Latina (CIDHAL).

En un comunicado enviado a Cimacnoticias, CIDHAL reveló que el pasado 1 de agosto la Junta Directiva del instituto envió un escrito al secretario general de Gobierno de Morelos, Eduardo Becerra Pérez, solicitándole la remoción de Amaro Romero, sin que hasta ahora haya recibido respuesta.

Ello luego de que el 18 de julio anterior, la Junta, integrada por 15 mujeres, informó en una primera carta a Becerra Pérez sobre la situación económica de la instancia, creada por el congreso estatal el 11 de julio de 2002.

En el escrito de julio, la Junta Directiva relata que tras un año en funciones, se desconoce la situación de las mujeres morelenses y la situación de la equidad de género en el estado de Morelos y se han presentado cinco versiones diferentes del programa de trabajo, debido a que en ninguna de ellas se han considerado las observaciones emitidas en siete reuniones de la Junta.

Por ello a la fecha el instituto carece de una versión definitiva a nueve meses de habérsele solicitado a su directora, María de los Angeles Amaro Romero, lo que viola el artículo 20, fracción II, del decreto de creación de la institución.

DESVIRTUADO EL OBJETIVO

La Junta Directiva asegura que todos los programas desvirtúan el objetivo principal del Instituto, que señala: “Establecer políticas y acciones que propicien y faciliten la plena incorporación de la mujer en la vida económica, política, cultural y social, al alentar su participación en todos los niveles y ámbitos de decisión, y promover ante las autoridades e instancias competentes los mecanismos necesarios para ello”, además presenta actividades dispersas, no priorizadas, pero sobre todo sin indicadores para su evaluación ni metas claras.

Amaro Romero presentó en junio pasado a la Junta un informe que omite las actividades, objetivos y avances de su gestión, pero incluye eventos sociales a los que ella ha asistido, organizados por otras secretarías de gobierno o de instancias federales señalándolos como organizados por el Instituto.

La directora tampoco presentó un reporte financiero y sólo entregó un presupuesto calendarizado y estados financieros que no reflejan lo ejercido por cada actividad, los documentos registran incongruencias de las actividades supuestamente realizadas y las cantidades que se presupuestaron para cada una de éstas.

Existe además una observación del contralor interno por la falta de autorización de la Junta de Gobierno para transferencias necesarias por sobre ejercicios en las partidas 521 y 522. Además de existir actividades programadas y presupuestadas en el primer semestre de este año que no se han realizado, lo que refleja que lo ejercido no coincide con lo ejecutado.

A la fecha, agrega el documento, no ha sido publicado el Reglamento Interno aprobado en diciembre de 2002, lo que viola la normatividad y obstaculiza el funcionamiento del Consejo Consultivo.

RENUNCIAS “VOLUNTARIAS”

Además, señala, se han presentado cinco renuncias “voluntarias” existiendo una demanda laboral con un posible egreso de más de 200 mil pesos.

Aunque la creación del instituto fue asumida con esperanza por las organizaciones femeninas del estado, la designación de Amaro Romero por el gobernador, Sergio Estrada Cajigal, del Partido Acción Nacional (PAN), fue rechazada desde un principio por varios sectores, que la vinculan con grupos conservadores.

El pasado 1 de agosto, la Junta Directiva del Instituto solicitó la remoción de Amaro Romero, a lo que ella respondió pidiendo apoyo para la institución y aseguró que “se está trabajando”.

El documento fue firmado Emma Margarita Alemán Olvera, Laura Ocampo, Patricia Cruz ( presidenta de la Junta), Dip. Diana Recio, María Luisa Becerri Straffon, Flor Dessiré León, Ma. Del Rocío Cruz, Socorro Patiño, Susana Nava y Patricia Sandoval entre otras integrantes de la junta.

2003/MES/MEL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más