Inicio Mano de obra masculina desplaza a la femenina en maquilas del norte

Mano de obra masculina desplaza a la femenina en maquilas del norte

Por Guadalupe Cruz Jaimes

En menos de tres décadas, el aumento de la ocupación de los varones en las maquiladoras ubicadas en el norte de México repercutió en la disminución de fuentes de trabajo para las mujeres, quienes ahora se ubican en las maquilas textiles del centro y sur, con salarios menores y peores condiciones de trabajo.

Así lo refiere María Eugenia de la O Medina, socióloga del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), en su estudio El trabajo femenino en la industria maquiladora de México: nuevas y viejas realidades.

El aumento de la participación de los hombres en esta actividad, que repercutió en la disminución de fuentes de trabajo para las mujeres, resulta evidente al comparar las cifras de tres décadas atrás, pues en 1975 había 28 obreros por cada 100 mujeres trabajadoras del ramo. Y para 2006, existían 85 varones por cada cien obreras, señala la investigadora del CIESAS.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en febrero de 2006 había un total de un millón 176 mil 155 empleos en la maquiladora, de los cuales 499 mil 61 eran ocupados por mujeres y 424 mil 660 por varones.

María Eugenia de la O Medina indica que cuando ellos llegaron el mismo cargo que ocupaban las obreras “se dignificó con la presencia de los varones”, pues realizando las mismas tareas se vuelven técnicos y gozan de mejores salarios y condiciones de trabajo.

Actualmente la mayor parte de las trabajadoras de la maquila se ubican en el centro y sur del país y laboran en el ramo de la confección en la industria textil. La ocupación femenina en la industria maquiladora se concentra en Puebla, Tlaxcala, Veracruz, Guerrero, Campeche, Yucatán.

Ellas son, en su mayoría, mujeres indígenas que perciben una menor remuneración económica, a comparación de los varones que trabajan en el norte del país, con las nuevas tecnologías. La mayoría de las trabajadoras padece violencia laboral, acoso sexual, aseveró de la O Medina.

Asimismo, la socióloga del CIESAS indicó que la presencia de mujeres en la maquila muestra una realidad contradictoria. Por un lado, abre nuevas oportunidades laborales pero, por otro, las excluye de un trabajo digno en un contexto de políticas públicas y sociales que no ofrecen condiciones más justas.

“Hoy las obreras viven exclusión laboral como parte de la exclusión económica, institucional y social de la cual son parte. Se les niega la posibilidad de acceso a un empleo digno, instituciones de seguridad social y derechos económicos mínimos para una vida digna”, expresó.

En tanto, los varones se colocan en un plano de competencia abierta con respecto a las mujeres para conseguir trabajos en la maquila, en oportunidades desiguales y de desventaja para las mujeres, debido a las condiciones de contratación impuestas por la industria, concluyó María Eugenia de la O.

09/GCJ/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content