Inicio María Elena Rodríguez

María Elena Rodríguez

Por Erika Cervantes

Uno de los logros de la equidad de las mujeres es el reconocimiento al trabajo femenino remunerado como un pilar de la economía, a pesar que aún existen cuentas pendientes. Entre otras, la de contar con guarderías que garanticen la continuidad de las mujeres en el desarrollo profesional, preocupación de María Elena Rodríguez y la Unión de Nacional de Mujeres Mexicanas(UNMM).

María Elena nace en la ciudad de México, pero su trabajo la llevó a conocer y asumir la cultura de otros lugares como Tlaxcala, Guanajuato y Chihuahua., así como Xochimilco.

Estudiante de trabajo social, participa en el movimiento estudiantil del 68, desde donde apoya a los familiares de las y los presos políticos. Para entonces ya formaba parte de la Unión de Nacional de Mujeres Mexicanas (UNMM), donde su trabajo es enfocado a la Comisión de Infancia.

Por su liderazgo y sus convicciones políticas en el Partido Comunista Mexicano tiene que migrar a Chihuahua, donde coordina un internado para niñas y jóvenes tarahumaras.

A su regreso apoya el trabajo de las mujeres afiliadas a la Asociación Nacional de Actores (ANDA), donde emprende uno de sus más ambiciosos proyectos: que las trabajadoras de la organización cuenten con una guardería de 24 horas, el que se concreta tras una intensa negociación con el sindicato.

Como parte de la UNMM, María Elena trabaja al lado de Griselda Alvarez, quien entonces (1964) formaba parte del Consejo Nacional de Trabajo Social, para apoyar las labores de la entonces primera dama Eva Sámano de López Mateos.

Bajo la dirección de Griselda Alvarez se lanza la iniciativa de la Ley de Guarderías, donde su trabajo y el de las compañeras de la UNMM fue decisivo, porque las empresas se ampararon para evitar su aplicación y debieron buscar la vía legal para garantizar su creación.

Lo consiguieron, y ese derecho quedó consignado en el artículo 115 en la Ley Federal del Trabajo, pero fue eliminado durante el gobierno siguiente, el de Gustavo Díaz Ordaz, por lo que tanto María Elena como las integrantes de la UNMM debieron librar una nueva batalla.

Su triunfo se concretó con la Ley del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), ya durante el periodo de Luis Echeverría, y más tarde con su integración a la Ley del Instituto Nacional de los Trabajadores al Servicio del Estado (ISSSTE).

María Elena no ha cejado en la lucha. Continua su trabajo por mejores condiciones para la infancia mexicana y nos hereda la lucha por las guarderías y el desarrollo de las mujeres trabajadoras mexicanas.

05/EC/GM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content