Inicio María Moliner

María Moliner

Por Erika Cervantes

En 1978, ingresa por primera vez en la historia de la Real Academia Española una mujer, la poetisa y ensayista Carmen Conde, sin embargo, la contribución de la mujeres en el origen y uso de la lengua española no se limita a ésta institución. Años antes, en 1950 María Moliner inicia la investigación Diccionario de uso del español.

Dicho texto fue publicado la Editorial Gredos entre los años 1966 y 1967 (en 2 volúmenes) una obra que ha conocido, en esa primera edición, veinte reimpresiones y que ha sido editada en CD-ROM en el año 1995; reeditada en una segunda edición, revisada y aumentada en 1998.

María Moliner no solo contribuyó con el Diccionario de uso del español. Durante su larga trayectoria profesional impulsó también las bibliotecas rurales en España.

María nace en Paniza (Zaragoza), España en el seno del matrimonio formado por Enrique Moliner Sanz, médico rural, y Matilde Ruiz Lanaja el 30 de marzo de 1900.

La riqueza de la familia permite que María, Enrique y Matilde puedan asistir a la escuela. Al trasladarse a la ciudad de Soria asisten a la Institución Libre de Enseñanza, donde al parecer, Don Américo Castro suscita el interés por la expresión lingüística y por la gramática en la pequeña María que años más tarde darán como resultado el Diccionario.

María Moliner realiza sus primeros exámenes del bachillerato como alumna libre, en el Instituto General y Técnico Cardenal Cisneros de Madrid (entre 1910 y 1915), pasando en julio de 1915 al Instituto General y Técnico de Zaragoza, del que fue alumna oficial a partir de 1917 y donde concluyó el bachillerato en 1918.

Más tarde cursa la Licenciatura de Filosofía y Letras en la universidad cesaraugustana (sección de Historia), que culminó con sobresaliente y Premio Extraordinario a la edad de 21 años.

A los 22 años ingresa, por oposición, en el Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos, y obtuvo como primer destino el Archivo de Simancas.

Es en esta ciudad donde conoce y contrae matrimonio con Fernando Ramón y Ferrando, catedrático de Física, la pareja procreó una niña y cuatro varones. Pese a ello no abandona su carrera profesional y su trabajo por impulsar la cultura en España.

Un ejemplo de ello es su participación en las Misiones Pedagógicas de la República de dónde nacería la idea de las bibliotecas rurales.

Más adelante ocupa durante su carrera pública los cargos de directora de Biblioteca universitaria de Valencia, la dirección de la Oficina de Adquisición y Cambio Internacional de Publicaciones, además de participar en el Proyecto de Plan de Bibliotecas del Estado.

Al término de la guerra civil María Moliner sufre represalias políticas, entre ellas la pérdida de 18 puestos en el escalafón del Cuerpo Facultativo de Archiveros y Bibliotecarios (que recuperará en 1958). En 1946 pasa a dirigir la biblioteca de la E. T. Superior de Ingenieros Industriales de Madrid hasta su jubilación, en 1970.

Muere el 22 de enero de 1981, heredándole a las generaciones españolas de las zonas rurales el acceso a las bibliotecas públicas y al mundo, un acervo sobre el uso del español.

2004/GV/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content