Inicio Más allá de la aplicación de leyes de igualdad

Más allá de la aplicación de leyes de igualdad

Por Guadalupe Cruz Jaimes

Las acciones afirmativas o positivas son prácticas cuya finalidad es elaborar y poner en marcha políticas de apoyo a las mujeres para que en la cotidianidad puedan enfrentar e ir desmontando la desigualdad, la inequidad, la opresión y subordinación genéricas que condicionan sus vidas.

Son medidas que van más allá del control de la aplicación de las leyes de igualdad, pues su finalidad es poner en marcha programas específicos para proporcionar ventajas concretas a las mujeres.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) señala que son medidas especiales, temporales, encaminadas a acelerar la igualdad de hecho entre mujeres y hombres, y que nunca podrán considerarse como un acto de discriminación hacia el hombre.

Las acciones positivas están destinadas a incidir en las vidas de las mujeres como medidas de empoderamiento y como mecanismos positivos en la construcción de la democracia de género.

Según el Comité para la igualdad entre hombre y mujer del Consejo de Europa, las acciones afirmativas son una estrategia destinada a establecer la igualdad de oportunidades por medio de unas medidas que permitan contrastar o eliminar la discriminación hacia las mujeres.

Las acciones positivas son hasta ahora el más válido instrumento elaborado y aceptado a nivel internacional para quitar los obstáculos que se interponen en el logro de la igualdad entre los géneros.

También se aplican en otros casos de discriminación, por cuestiones raciales y la existencia de discapacidad, es un ejemplo.

Estas medidas a favor de grupos que padecen discriminación, han sido clasificadas en cinco tipos: las cuotas, las cuales consisten en la propuesta de cierto número o proporción de cargos, asensos o vacantes para las mujeres; el establecimiento de preferencias sin establecer cuotas; la asignación de metas y plazos para la inclusión de las mujeres en ciertos cargos; capacitación o asistencia financiera, y los programas voluntarios de acción afirmativa en empresas o instituciones.

Las acciones afirmativas han sido justificadas con base en la justicia compensatoria, la distributiva y la utilidad social.

La justicia compensatoria se refiere a la reparación por daños causados en el pasado, es la reubicación de las personas que han sufrido agravios. La distributiva se enfoca en una forma más justa de asignar bienes y recursos sociales, de acuerdo con los derechos, los méritos y las necesidades.

Por último la utilidad social refiere la necesidad de utilizar las acciones afirmativas para maximizar el bienestar de la sociedad.

07/GCJ/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más