Inicio » Más de 27 millones de mexicanas con rezagos en salud y empleo

Más de 27 millones de mexicanas con rezagos en salud y empleo

Por Anaiz Zamora Márquez

México es un país sumamente desigual no sólo entre mujeres y hombres, sino también entre las mismas mexicanas, pues no todas gozan de las mismas condiciones de bienestar, advirtió el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).
 
Asimismo, indicó que el 46 por ciento de las mexicanas viven en condiciones de desarrollo bajo o medio y se concentran en la región sur-sureste del país.
 
Hoy en la sede del PNUD en México se presentó el informe “Indicadores de Desarrollo Humano y Género en México: una nueva metodología”, que da cuenta de que 27 millones 681 mil  729 mexicanas (46.3 por ciento el total) viven en condiciones de desarrollo medio y bajo, y que el 74.1 por ciento de los municipios con desarrollo bajo para las mujeres se concentran en tres entidades: Oaxaca, Puebla y Chiapas.
 
Marcia de Castro, coordinadora residente de la ONU en México, señaló que los resultados “son contundentes” al detectar que no todas las mujeres del país gozan del mismo nivel de beneficios, especialmente al interior de las entidades (en los municipios) y particularmente en la región sur y sureste.
 
Explicó que la publicación analiza las tres dimensiones del Desarrollo Humano (salud, educación e ingreso) –que se promedian entre sí para calcular el Índice de Desarrollo Humano (IDH) del que gozan las mujeres– con los datos más recientes disponibles, identifica las desigualdades de género, y realiza un mapeo de los rezagos más profundos
 
Es así que se identificó que el Distrito Federal, Sonora y Nuevo León son las entidades con el mayor índice de bienestar para las mujeres, con valores de 0.858, 0.833 y 0.826, respectivamente. En contraste, los menores niveles de bienestar para las mujeres se detectaron en Chiapas (0.679), Guerrero (0.716) y Oaxaca (0.719).
 
Además del análisis a nivel estatal, el informe documenta el bienestar de las mujeres en municipios y delegaciones, y encontró que de los 614 municipios del país donde las mujeres tienen un IDH bajo, el 50.3 por ciento (309 municipios) se ubican en Oaxaca; el 13.5 por ciento (83 municipios) están en Puebla, y el 10.3 por ciento (63 municipios) pertenecen a Chiapas.  
 
En el interior de cada entidad federativa también se identificaron  condiciones de bienestar desiguales para sus habitantes. Las entidades con las menores brechas de desarrollo entre mujeres –que se obtienen al comparar en cuántos puntos porcentuales el municipio con mayor IDH supera al municipio con el menor IDH–  son Baja California, Baja California Sur y Aguascalientes, con valores de 4.5 por ciento, 12.5 y 15.6 por ciento, respectivamente.
 
En contraste, las entidades con las mayores brechas de bienestar entre mujeres fueron Oaxaca (59.1 por ciento), Guerrero (55.8 por ciento), y Veracruz (51.3 por ciento).
 
La distancia más notable en desarrollo entre las mujeres es en educación. Por ejemplo, la brecha en el valor del Índice de Educación de mujeres entre municipios de Oaxaca es de 80.4 por ciento.
 
Por otro lado, el PNUD también analizó el Índice de Desigualdad de Género (IDG) que revela las desventajas que experimentan las mujeres en materia de salud reproductiva, empoderamiento y mercado laboral.
 
El promedio nacional del IDG es de 0.393 –cuyo valor ideal es 0–, mientras que en el resto de América Latina y el Caribe es de 0.419.
 
No obstante, aún existen entidades del país con condiciones de desigualdad mayores. Por ejemplo, Aguascalientes, Durango y Guerrero tienen los niveles de IDG más altos del país y, por tanto, las mayores desventajas para las mujeres con respecto a los varones.
 
En tanto, en la publicación se hace notar que “la situación de las mujeres puede mejorar con ayuda de instituciones que contribuyan a incorporar la perspectiva de género en las decisiones de política pública”.
 
Por ello, se hizo un análisis de las características institucionales de las Instancias de la Mujer en las Entidades Federativas (IMEF). Al respecto, se identificó la importancia de que cuenten con una posición dentro del aparato gubernamental estatal y atribuciones que les permitan influir efectivamente sobre las decisiones de política pública.
 
Asimismo, se identificó la necesidad de asignar recursos públicos suficientes y adecuados para hacer frente a la magnitud de los rezagos en cada entidad.
 
Finalmente el PNUD señaló que “una manera de comenzar a combatir las brechas de desigualdad en los estados del país es creando políticas públicas y acciones para el desarrollo, focalizadas en los municipios con menor IDH”.
 
14/AZM/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: