Inicio » Más de 600 millones para combatir violencia contra mujeres

Más de 600 millones para combatir violencia contra mujeres

Por María de la Luz Tesoro

Para el combate de la violencia contra las mujeres, la Cámara de Diputados aprobó más de 600 millones de pesos (mdp), de los cuales 500 mdp serán para operar la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, informó la legisladora Elsa Conde Rodríguez.

De igual forma, se asignaron 70 mdp para la instalación de un refugio que atienda a las mujeres y niñas víctimas de trata y 60 millones de pesos más para la Fiscalía Especial para la investigación de los asesinatos y desaparición de mujeres, de la Procuraduría General de la República.

Ello, con el fin de comenzar a procurar una mayor justicia para las mujeres, que representa el 52 por ciento de la población nacional, precisó la Vice-coordinadora del grupo parlamentario del Partido Alternativa Socialdemócrata y Campesina, Conde Rodríguez.

Como en su momento reportó Cimacnoticias, el monto asignado para la Comisión para Erradicar la Violencia contra las Mujeres en Ciudad Juárez fue de 17.3 mdp, misma que permanece en el rubro de la Secretaría de Gobernación.

Especialistas del Centro de Estudios para el Avance de la Mujer, Equidad y Género (Ceameg) de la Cámara de Diputados señalaron que los presupuestos con enfoque de género constituyen una herramienta para el progreso de los derechos de las mujeres, y dan cumplimiento con un compromiso y a las responsabilidades del Estado, que está obligado a respetar, promover, proteger y satisfacer los derechos humanos.

La directora del Ceameg, María de los Ángeles Corte, en días pasados recordó que México ha gastado 1.6 por ciento del Productor Interno Bruto (PIB), que equivale a un poco más de 113 mil millones de pesos, para la atención y prevención de la violencia contra las mujeres.

Dijo que las asignaciones de los recursos presupuestarios permiten conocer las prioridades del gobierno. Agregó que dichos recursos no son neutros, toda vez que afectan manera diferente a mujeres y hombres, en función de los roles sociales que se les asignan

En su momento, la consultora del Fondo de las Naciones Unidas para la Mujer (Unifem), María de la Paz Barajas aseveró que la violencia contra las mujeres inhibe el desarrollo de los países y, México no es la excepción.

De la Paz Barajas sostuvo que para avanzar en la justicia de género en este país es necesario hacer evidente todas las formas de discriminación y violencia de que son objeto las mujeres, incluso con cifras; de lo contrario difícilmente va a haber conciencia en la población de que la discriminación de género y la violencia existe, son reales y están ahí.

La especialista en temas de género subrayó que la violencia es un concepto que está relacionado con el sometimiento, el poder y el abuso de éste; que además cuenta con un alto grado de tolerancia. De ahí el problema para erradicarla.

María de la Paz, consultora regional de Unifem-México, consideró que la trata de personas y el feminicidio son la cúspide de la pirámide de la violencia que se padece en forma extrema; explicó que el feminicidio de Ciudad Juárez no se extendió a todo el territorio nacional, siempre han estado presentes en todas las entidades federativas, en toda América Latina y hasta en España.

Al respecto, la presidenta de la Comisión de Equidad y Género de la Cámara de Diputados, Maricela Contreras Julián, externó que el feminicidio, la violencia sexual, económica, física y psicológica de que es víctima la mujer requieren, para su erradicación en la sociedad, no sólo un reconocimiento legal, sino de la ejecución y materialización de la norma que, indispensablemente, necesita de la asignación de recursos públicos y cumplimiento de las disposiciones legislativas.

VIOLENCIA, CONTRA LA SALUD Y LA VIDA

En un documento, la Organización Mundial de la Salud señala que la violencia es un importante problema de salud pública, de derechos humanos y de desarrollo humano, que cada año cobra la vida de más de 1.6 millones de personas, lo que equivale a cuatro mil defunciones diarias.

Precisa que la violencia auto-inflingida y la violencia interpersonal representan más del 80 por ciento de las defunciones relacionadas con actos violentos. Del total de muertes por causas violentas, la mitad son auto-infligidas, más de un 35 por ciento son provocadas por otra persona y más de un 11 por ciento son el resultado directo de la guerra o de otra forma de violencia colectiva.

El estudio de la OMS indica que el 90 por ciento de las defunciones atribuibles a la violencia se producen en los países de ingresos bajo y medios. Por cada muerte causada por la violencia, se registran docenas de hospitalizaciones, cientos de ingresos en los servicios de emergencia y miles de consultas médicas.

Puntualiza que las repercusiones sanitarias de la violencia no se limitan a los traumatismos físicos, ya que entre los efectos a largo plazo se incluye la depresión, trastornos mentales, intentos de suicidio, síndromes de dolor crónico, embarazos no deseados, VIH/SIDA y otras infecciones de transmisión sexual.

Cabe destacar de acuerdo a un estudio -aún inédito- del Instituto Nacional de Salud Pública, al explorar especificidades de la encuesta nacional efectuada por la Secretaría de Salud en todo el país, durante 2005, y al que la agencia de noticias SEMlac tuvo acceso, Rosario Valdez, Martha Híjar, Leticia Ávila, Rosalba Rojas, Aurora Franco y Leonor Rivera, responsables del estudio, hallaron que en los últimos 17 años en el país, la violencia de pareja aumentó, entre 30 y 72 por ciento, y que en un solo año más de 7 mil mujeres tuvieron que ir al hospital, lo que equivale a que el 30 ciento de más de 24 mil encuestadas requirió atención médica.

Advirtieron que de las lesionadas, 13 por ciento fueron hospitalizadas con lesiones físicas significativas, resultado de heridas con instrumentos punzo cortantes o golpes severos en la cabeza. Por ende, se pronunciaron porque eso sea tomado en cuenta para mejorar los servicios de salud y ampliar la mirada en la atención y prevención de este flagelo.

El análisis señala que la violencia de pareja ocurre en mujeres de educación básica, de campo y ciudad, entre casadas y unidas, de diferentes estratos económicos y en las 32 entidades del país.

Seleccionaron para su análisis sólo violencia de pareja y ratificaron que la agresión de sus maridos o concubinos tiene consecuencias físicas y sicológicas para ellas, además de incidir en la productividad.

También se impacta la economía familiar, por los días que ellas dejan de laborar o las mermas en su salario por desatención al trabajo, afectadas por el sufrimiento. Esto es particularmente grave en un país en crisis, con más de tres millones de desempleados, sostiene el documento.

FEMINICIDIO

En tanto, en la LIX Legislatura, la Comisión Especial para conocer y dar seguimiento a las investigaciones relacionadas con los feminicidios en la República Mexicana destacó que la violencia feminicida es la forma extrema de violencia de género contra las mujeres, producto de la violación de sus derechos humanos, en los ámbitos público y privado, conformada por el conjunto de conductas misóginas que pueden conllevar impunidad social y del Estado.

Agrega que la violencia feminicida es ejercida contra las mujeres por el solo hecho de ser mujeres, además de estar ligada a su condición genética, abarca a todas las mujeres aunque en grados diferentes y está presente a lo largo de toda la vida de las mujeres tanto en los ámbitos públicos como privados.

En su análisis, Violencia feminicida en la República Mexicana, la mencionada Comisión indica que los homicidios contra las niñas y las mujeres en la República Mexicana no son hechos aislados y contingentes que se dan en el vacío; se da en un entramado social de tolerancia, impunidad y fomento a la violencia de género cotidiana, misógina y machistas, contra las niñas y las mujeres.

Asimismo, concluye que la violencia de género es el resultado de una situación estructural de desigualdad entre los hombres y las mujeres, al tiempo que se constituye en un mecanismo de dominio, control y opresión de género de las mujeres.

07/MLT/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: