Inicio » Más de la mitad de feminicidas están libres en Perú

Más de la mitad de feminicidas están libres en Perú

Por la Redacción

Más de la mitad de los agresores que cometieron el delito de feminicidio o su tentativa durante 2013 en Perú están libres o prófugos, denunció el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (Mimp) del país sudamericano.
 
En un comunicado, el Mimp dio a conocer las estadísticas de su Programa Nacional Contra la Violencia Familiar y Sexual, que dan cuenta que el 58 por ciento de los hombres que asesinaron o intentaron matar a una mujer no enfrentan una condena de prisión.
 
Cabe recordar que según el Código Penal peruano el feminicidio puede ser castigado hasta con cadena perpetua.
 
El ministerio precisa que de enero a noviembre de 2013, 148 agresores escaparon de la ley, es decir no fueron condenados o lograron evadir la sentencia, frente a 93 que están en prisión.
 
Cabe destacar que en el periodo señalado se cometieron 119 casos de feminicidio y 136 delitos de tentativa de feminicidio.
 
De acuerdo con los datos estadísticos, la mayoría de los agresores son varones entre 26 y 35 años de edad; en segundo lugar fueron cometidos por peruanos mayores de 35 años y finalmente hombres jóvenes entre 18 y 25 años.
 
En el 53 por ciento de los casos ocurridos (tentativa y feminicidio) el agresor fue la pareja de la víctima, mientras que en el 25 por ciento de los casos se trató de la ex pareja; es decir, en el 78 por ciento de los casos la víctima conocía a su agresor y sostenía o sostuvo una relación íntima con él.
 
Dentro de las razones que los sujetos argumentaron para cometer el delito, los celos fueron la causa del delito en 115 de los casos; en 75 se argumentó que la mujer decidió separarse, y en 28 casos porque rechazó ser su pareja.
 
Del total, la mayoría de los crímenes fue cometida con excesiva violencia física, es decir con golpes, y en una menor proporción el agresor usó un arma punzocortante o recurrió a la asfixia.
 
En diciembre de 2011 el país sudamericano tipificó lo que llamó el “feminicidio íntimo”, es decir cuando el asesinato de una mujer es cometido por personas con una relación directa con la víctima, pero dejó fuera a los feminicidas sin nexo emocional o de cualquier otro tipo con la mujer ultimada.
 
Con 89 votos a favor, en junio de 2013 se reformó el Código Penal  para endurecer las sentencias y ampliar las causales mediante las cuales se identifica un feminicidio.
 
Con lo aprobado, ahora se considera el feminicidio “no íntimo”, es decir, cometido por cualquier sujeto sin que éste tenga o haya tenido una relación directa con la víctima.
 
La pena mínima es de 15 años de prisión y en caso de que el asesinato presente una agravante la pena subirá a 25 años. Cuando se identifiquen dos o más agravantes, el agresor podrá ser sancionado hasta con cadena perpetua.
 
14/AZM/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: