Inicio Más de un millón de infantes laboran en calles guatemaltecas

Más de un millón de infantes laboran en calles guatemaltecas

Por la Redacción

El gobierno guatemalteco debería velar por la creación de fuentes dignas de trabajo y mejorar los salarios de los adultos, para evitar que más de un millón de niñas y niños laboren en las calles para apoyar la economía familiar, afirmó Reyna Contreras, directora nacional de Visión Mundial de Niñez Empobrecida.

Contreras consideró que se trata de un problema de Estado que debe unificar a todos los sectores de la sociedad civil e iniciar la erradicación de la extrema pobreza, crear fuentes laborales, involucrar a los padres de familia y por último concientizar a la misma niñez de sus derechos humanos.

Datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), revelan que 1.2 millones de niños y niñas trabajan en este país como lustradores, campesinos, jardineros, empleados o empleadas domésticas o bien, vendiendo algunos productos en los semáforos, en muchas ocasiones bajo condiciones de explotación, como es visible en la ciudad capital.

Alrededor de 38 mil niñas, entre cinco y 17 años, son explotadas como empleadas domésticas en el país y mundialmente se calcula que la cifra asciende a 10 millones.

La Defensora explicó que desde hace dos años, la pobreza en el país aumentó como resultado de la crisis del café, lo que impactó a la niñez y juventud, situación que acarreo consecuencias como desnutrición, hambruna y posteriormente, la muerte derivada de esta situación.

Dos décadas atrás, las mujeres salían a trabajar no por una conquista de derechos, sino para hacer frente a la crisis económica que vivíamos; en este milenio el turno es para la juventud y la niñez, el sector más desprotegido y más vulnerable al maltrato que en las calles, abundó.

La directora nacional de Visión Mundial de Niñez Empobrecida, recordó que en la cultura rural guatemalteca el involucramiento de la niñez al trabajo como una estrategia formativa ha sido una realidad y por lo tanto, visto como normal; aún no es asimilado por otras culturas ni percibido como elemento formativo; es privilegiado para el menor incorporarse en labores, dijo.

2004/GV/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más