Inicio Me muevo, siento, aclaro y entonces escribo

Me muevo, siento, aclaro y entonces escribo

Por Carolina Velásquez*

A partir del movimiento corporal expresivo, el contacto, el acompañamiento de la voz, la respiración y la música, cuatro mujeres mexicanas –Sally, Rosa, Marina y Miriam– compartieron el viaje creativo de la palabra y la corporalidad mostrando su mundo interior a través de la poesía y la prosa.

Su obra, ahora ya publicada en la colección de cuadernillos Los Libros del Malecón (Río Abierto, 2006), es el resultado del trabajo de un año en el taller “Del movimiento corporal a la creación literaria…”, coordinado por Sally Margolis y Juan Paulin, en el Foro Helénico.

“Sesión a sesión recorrimos junto a las alumnas un trecho más hacia las profundidades más íntimas de nuestro ser. Empezamos a ‘tocar’ y a escribir aspectos que habían permanecido en silencio, por mucho tiempo”, comentan acerca de esta experiencia creativa Margolis y Paulin.

Hay una voz, agregan, que pugna por salir y que todos poseemos. El trabajo con el cuerpo, el vehículo de nuestro estar en la Tierra, permitió que las autoras encontraran los ecos de sus propias interrogantes, de sus experiencias.

Al respecto, Miriam Álvarez participante en el taller, señala: “La existencia es un constante parir. Parir dolor y con dolor. Mientras en soledad y silencio se vive, entre vapores de miedo, ese corredor estrecho y frío colmado de falsas esperanzas, ilusiones fatuas, que es la vida”.

Sally Margolis es también instructora del Sistema Río Abierto, propuesta de trabajo corporal que nació en Argentina y llegó a México en los años setenta.

En este viaje del movimiento corporal a la creatividad, considera, el primer paso es mover el cuerpo. “Me muevo, siento, aclaro y entonces escribo. Vamos tomando conciencia de nuestros bloqueos y necesidades profundas, de nuestra sensibilidad”, explica.

El segundo paso tiene que ver ya con las palabras. Las alumnas revisan lo escrito y entonces van entendiendo aspectos de su vida, las personas y sus relaciones. Llega entonces el momento mágico y es cuando se realiza la transformación literaria. Irrupción del ritmo para marcar la temporalidad de las palabras que se hace imágenes y espacios, como bien apunta Juan Paulin, sintetizando las posibilidades creativas que todo ser humano puede encontrar a partir del movimiento del cuerpo.

* Periodista mexicana y psicoterapeuta Gestalt.
[email protected]

06/CV/MR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content