Inicio Mélida Anaya Montes, comandante Ana María

Mélida Anaya Montes, comandante Ana María

Por Erika Cervantes

Durante los movimientos armados de resistencia de las naciones, muchas mujeres han contribuido desde diferentes frentes, algunas como estafetas, otras como parte de la resistencia que provee a las tropas de alimentos y recursos, pero muchas han tomado las armas y han dejado la vida cómoda en las ciudades y pueblos para luchar hombro con hombro en la nación que desean. Este es el caso de Mélida Anaya, profesora catedrática de la Universidad de el Salvador y de la Normal Superior.

Mélida Anaya mejor conocida por las fuerzas armadas civiles de resistencia de el Salvador como la comandanta Ana María nació en el pueblo de Santiago Texacuangos en una familia de muy escasos recursos que con esfuerzos logró que Mélida se graduara como profesora.

Título que con mucho honor y prestigio mantuvo entre las filas magisteriales de El Salvador, prueba de ello fue su lucha porque en la década de los sesenta durante el régimen militar de Fidel Sánchez Hernández para exigir reivindicaciones económicas, respeto a el magisterio y garantías a sus dirigentes.

A esa lucha se sumaron las fuerzas trabajadoras, de tal manera que la solidaridad logró paralizar en más de una ocasión las fabricas y con ello lograron el respeto de sus demandas laborales.

En 1965 Mélida al lado de sus colaboradoras y colaboradores fundaron el ANDES 21 de junio, donde la oposición a la política de sometimiento guió el actuar de las y los dirigentes que tenía entre sus filas a las y los más destacados educadores de El Salvador. Y la verdadera fuerza de la Asociación de Nacional de Educadores de El Salvador (ANDES) fue su fuerte arraigo popular.

Ya para entonces Mélida se planteaba la necesidad de unir revolucionariamente a Centroamérica y hacerlo aún bajo la lucha clandestina para reivindicar a los pueblos oprimidos por el sistema imperante.

La función de la maestra Anaya Montes fue como Secretaria Ejecutiva del ANDES por lo que viajó a lo largo y ancho de El Salvador reivindicando el movimiento magisterial.

En 1971 Mélida dirigió a la fuerza magisterial a su segunda gran Huelga para reivindicar los intereses de los educadores y del pueblo. Su poder de convocatoria y la denuncia constante de los atropellos de las fuerzas públicas en contra de la población hicieron de Anaya Montes un blanco seguro de la represión gubernamental.

Hecho que hace pasar a Mélida al trabajo en la clandestinidad con tal de protegerla, pero su lucha no cesa y el magisterio obtiene mejoras salariales, servicio hospitalario, seguro de vida y la ley de la profesión de maestro.

Mélida forjada en la organización de las bases populares participa en la fundación del Bloque Popular de la Revolucionario (BPR) y en las organizaciones campesinas base del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y del Frente Democrático Revolucionario.

Su compromiso social la llevó a ser parte de las Fuerzas Populares de Liberación (FPL), de las que por su capacidad político militar ocupó el cargo de Comandante donde cambió su nombre al de Ana María y se integra a la Dirección Revolucionaria Unificada (DRU) del FMLN donde destaca por el diseño de la táctica y estrategia militar en la guerra popular revolucionaria.

Mélida murió asesinada el 6 de abril de 1983 a los 52 años de edad en Managua, Nicaragua, cuando se encontraba de paso en el cumplimiento de una tarea internacional del FMLN.

El asesinato provocó una condena internacional por privar de la vida a una mujer comprometida con las causas sociales, nos heredó la lucha por la libertad, la justicia y la democracia.

2004/EC/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más