Inicio Micotoxinas producen cáncer cérvicouterino

Micotoxinas producen cáncer cérvicouterino

Por Guadalupe Vallejo Mora

El cáncer cervicouterino puede ser provocado por micotoxinas, sustancias nocivas derivadas del consumo de alimentos contaminados, aseguró Magda Carvajal Moreno, investigadora del Instituto de Biología (IB) de la UNAM.

Con los años, dijo, dichos elementos se acumulan y pueden llegar a producir neoplasias de diversos tipos, síndrome de Reyes, malformaciones en el feto, cirrosis y hepatitis B y C, pues, en general debilitan las defensas del ser humano, y lo hacen vulnerable frente a diversas enfermedades.

Durante la conferencia Micotoxicosis en América Latina, la investigadora dijo que la situación se agrava porque existen más de 500 variedades de esos tóxicos, las cuales son resistentes al calor -soportan de 260 a 320 grados centígrados- y no se eliminan con fermentación, nixtamalización, cocimiento o pasteurización.

En el Auditorio del Jardín Botánico reveló que las más agresivas contra la salud humana son las aflatoxinas y las fusariotoxinas. Sobre la mejor manera de no exponerse al daño que causan las toxinas provenientes de hongos en comestibles, señaló que es tener información sobre cómo se originan y cuáles son sus efectos.

Carvajal Moreno ha analizado muestras de tumores cancerosos: 42 de tumores cervicouterinos, 20 de mama y 190 de colon; de esta manera ha estudiado la relación entre las micotoxinas y dichos padecimientos.

En relación con la frecuencia de muerte por cáncer en México, el cervical es el número uno (24 por ciento), seguido por el de mama (11 por ciento), y el de próstata (5 por ciento).

La especialista del Departamento de Botánica del IB agregó que en todo el mundo existen estos agentes, pero que varían según el clima. “En nuestro país hay más aflatoxinas, por ser un lugar caliente, pero por las posibilidades que ofrece hoy en día el comercio internacional, tanto de alimentos enlatados como de granos, prácticamente rondan por cualquier nación”.

Además, debe considerarse que en el territorio nacional los animales -equinos, bovinos, porcinos, aves y mascotas- son alimentados con cereales afectados y están altamente expuestos, precisó.

En América Latina, indicó, el problema se vincula a la guerra contra las drogas. En Hawai, las plantaciones de coca se infectaron con Fusarium oxysporum, y el gobierno de Estados Unidos pensó usar ese hongo contra las plantaciones, incluidas las de amapola y marihuana, en naciones al sur de su frontera. Los países más afectados por ese tipo de medida han sido Colombia, Perú, Ecuador, Brasil (en la parte del Amazonas), Panamá, Venezuela y México.

Primero se realizaba una aspersión de herbicidas y después una aplicación masiva de esporas por aeroplanos para controlar las plagas, pero también se afectaron cultivos de alimentos básicos.

Esto se hizo durante 10 años, entre 1980 y 1990, aunque se experimentó en secreto. Como parte de los resultados, hubo muerte de campesinos por causas inexplicables y abandono de comunidades enteras, concluyó.

06/GV/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más