Inicio » Minera deja sin agua a poblado y contamina estero en Chile

Minera deja sin agua a poblado y contamina estero en Chile

Por Hypatia Velasco Ramírez/enviada

La comunidad los Caimanes, al norte de Santiago de Chile, se quedan sin agua, porque una empresa minera está por terminar la construcción de un depósito para el material tóxico que deseche la mina, justo en un estero que abastece de agua a la población, ubicada a sólo 10 kilómetros de distancia, denunciaron ayer ante el Tribunal Latinoamericano del Agua (TLA).

El depósito El Mauro (llamado tranque de relave), almacenará 2 mil millones de toneladas de deshechos tóxicos, y fue planeado en ese lugar — el Estero del Valle del Pupio– porque es un “cajón” rodeado de cerros en su límite norte, sur y oriente y escurren aguas naturales hacia el poniente.

La minera Los Pelambres concluyó casi totalmente el depósito, que no necesitó mucha inversión, pues de manera natural y con las condiciones del lugar, el tranque de relave estaba construido “por obra y gracia” de la naturaleza, lo que evitó fuertes gastos de construcción y fue necesario levantar sólo un muro de mil 400 metros de ancho por 237 metros de alto.

Con esta obra, disminuyó el caudal del agua que llegaba al estero y en breve se cerrará el acceso de agua a todo el Valle, a pesar de que el aprovechamiento del líquido correspondía en un 100 por ciento a la población.

La minera pertenece al grupo empresarial Lucksic, que ocupa el segundo lugar en la economía de Chile, señalaron integrantes de los Comité de Agua Potable Rural de Caimanes, del Canal de Comuneros de Caimanes, de las Juntas de Vecinos del mismo lugar y del Estero del Valle del Pupío en su denuncia ante el TLA.

Denunciaron también a la Dirección General de Aguas y pidieron exhortar a los dirigentes de la empresa para que tome medidas a favor de la población, estimada en mil personas, que ha sido afectada por la construcción del depósito.

MÁS CONTAMINACIÓN

Además, explicó en la audiencia Francisco Ferrara, abogado de la Fiscalía, para el transporte de los desechos mineros, o relaves, se construyó un ducto ?tubería enterrada- de 60 kilómetros, que une el depósito con el centro de procesamiento de la minera, ubicado en Puerto Punta Chungo, a 70 kilómetros del tranque.

El ducto pasa por uno de los principales cuerpos hídricos de la zona, el río Choapa, el cual será contaminado con los desechos tóxicos que pasarán por el tubo sin ser tratados previamente.

La empresa minera ha ofrecido soluciones para remediar la falta de agua que debe llegar a los Caimanes, pero éstas sólo provocarán mayor disminución del caudal, subrayó Ferrara.

En suma, esta obra significa que una fuente de agua natural, como es hoy, cambie por una artificial que no podría ser vigilada, pues será usada por una empresa minera, cuya actividad es contaminante.

EL PROCESO

La Dirección General de Aguas aprobó el proyecto en 2005 y la autoridad política chilena reconoce a la empresa el derecho de realizar cualquier actividad económica mediante la aprobación casi inmediata de los permisos, en perjuicio del derecho a la vida y a la propiedad de las y los pobladores, dijo Ferrara.

“La vida de la gente se encuentra amenazada con este proyecto. Además, se viola su derecho a la propiedad pues se le otorgó a la minera los Pelambres los derechos de aprovechamiento en perjuicio de los propietarios”.

Por ello, dijo al TLA, la comunidad de los Caimanes interpuso, en noviembre de 2005, ante la Corte de Apelaciones de Santiago de Chile un recurso de reclamación contra la autorización del funcionamiento de este depósito.

Entonces, la Corte emitió su fallo a favor de la comunidad, al comprobar que este proyecto contaminaría el recurso hídrico y el entorno del depósito.

No obstante, hasta ahora ni la minera, ni las autoridades competentes, han respetado el fallo de la Corte ni se han establecido medidas cautelares para precaver el delito de daño inminente.

Este proyecto, continuó Ferrara, no sólo tiene afecciones de orden ambiental sino que además disminuye la calidad de vida de la comunidad los Caimanes. Y si no hay suficiente agua para beber, mucho menos para regar el cultivo de esta zona que es primordialmente agrícola.

Además, denunció Ferrara, el permiso otorgado a la minera “ha dejado en evidencia el fuerte compromiso político con esta empresa en particular pues se le ha dado una patente para que se apropie de las aguas, las ensucie y las contamine”.

07/HVR/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: