Inicio Misógino, de origen, el sistema penal en el mundo

Misógino, de origen, el sistema penal en el mundo

Por Rafael Maya

Desde su creación hace 800 años, el sistema penal en el mundo es “misógino” ya que su función ha sido reforzar la discriminación contra las mujeres, acusó hoy el ministro de la Corte Suprema de Justicia de Argentina Raúl Zaffaroni.

Advirtió que medidas de tipo penal como el aumento de los años de cárcel, no resuelven las causas de la violencia contra las mujeres.

Por ello, manifestó su desacuerdo en que se tipifiquen en las legislaciones delitos como feminicidio, violencia intrafamiliar o de género, porque, consideró, ya existen figuras como homicidio sexual con características de crueldad, violación, abuso y lesiones, entre otras, que se deben perseguir y castigar independientemente de que se hayan cometido contra hombres y mujeres.

Raúl Zaffaroni fue entrevistado por Cimacnoticias, luego de que dictó una conferencia magistral en el segundo y último día de trabajos del Congreso Internacional para Apoyar la Armonización de las Legislaciones Locales con los Instrumentos Internacionales en Materia de Derechos Humanos de las Mujeres, que organizó la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) en colaboración con la Cámara de Diputados y Naciones Unidas.

El jurista y vicepresidente de la Asociación Internacional de Derecho Penal, dijo que “no tiene sentido” crear delitos para mujeres, ni inventar crímenes que ya están tipificados.

Interrogado sobre los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez, Chihuahua, dijo que la solución de esos delitos dependerá de la eficacia de los cuerpos policíacos y de medidas preventivas integrales en ámbitos como el civil, administrativo y asistencial.

Zaffaroni resaltó la necesidad de que se implemente la perspectiva de género en la investigación de delitos contra mujeres y en la procuración de justicia. Puso como ejemplo que no se puede acusar a la víctima de violación de que ella la provocó, lo que representa una segunda victimización de las mujeres.

Además, indicó, debe garantizarse la atención sicológica, económica y social de las mujeres que sufren violencia sexual. Se pronunció porque se eliminen de las legislaciones conceptos “moralistas y discriminatorios” como el adulterio –por el cual se castiga más a las mujeres–, y los artículos en los que se hace referencia a la “honestidad” de ellas, o cuando se evita el castigo a la violación cuando ocurre dentro del matrimonio.

En su conferencia ante unos 500 asistentes, entre legisladoras, funcionarias, académicas, y feministas de la sociedad civil, el ministro de la Corte Suprema de Argentina enfatizó que el sistema judicial pone en práctica juicios “discriminatorios” en el momento en que ejerce la acción penal de manera “selectiva” a partir de “estereotipos”.

“La portación de cara es el delito más fuertemente penado”, dijo Zaffaroni, lo que provocó la risa del auditorio. El ministro señaló que es un problema estructural. Añadió que el modo en el que se efectúan los interrogatorios en el sistema judicial es “patriarcal” porque se cuestiona con un fin de dominación.

Calificó como “terrible” que se encarcele a mujeres marginadas que debido a problemas sicológicos llegan a cometer infanticidio. Dijo que el castigo penal no es la solución sino que se debe priorizar la atención integral y la prevención.

2004/RM/BJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más