Inicio Mitos de la Maternidad

Mitos de la Maternidad

Por Lucero Saldaña

Todavía seguimos pensando que el 10 de Mayo es un día para enaltecer toda la carga del trabajo doméstico que se le sigue atribuyendo a quien ha dado a luz o tiene a su cargo el cuidado de los y las hijas. Y tomando en cuenta que la maternidad es un asunto de interés social y no privado, vemos tristemente cómo la sociedad se desentiende totalmente de la crianza y educación.

En general se deja en las mujeres la responsabilidad del cuidado y educación de los hijos, sin darles ningún tipo de ayuda o subvención, significando en nuestra región que el 75% de esta atención está en manos de mujeres.

Ser madre no significa se lavandera o trabajadora en los servicios de mantenimiento del hogar. Ser madre es gozar del placer de la parte proporcional en el proceso de creación y procuración del desarrollo de las y los progenitores. ¿De cuándo a acá significa que para celebrar su día se le obsequie una lavadora? Si bien es bueno tener los electrodomésticos, éstos benefician a toda la familia. No por ser mujer implica que todo recaiga sobre ella, dado su condicionamiento biológico.

La sociedad de consumo utiliza muy bien el concepto de abnegación para servir mejor, reafirmando el rol social de nacer niña, para ser madre. Este es el primer mito, que equipara el ser mujer con ser madre, y si una mujer no es madre no tiene el reconocimiento social. Se dice que nadie sustituye a una madre, pero si una lavadora hace el trabajo atribuido a la madre, entonces la lavadora sería uno de los símbolos de la maternidad, y esto es una aberración, porque la maternidad tiene que ser reconocida por el amor.

Con el mito de que la madre es la responsable de la crianza y educación de los y las hijas, la sociedad en general omiten sus responsabilidades, presentando una doble conducta, por un lado se enaltece la maternidad y por otro se le desprecia. En nombre de la maternidad se ha limitado a la mujer en el ambiente doméstico desestimando su derecho a desarrollar su potencial como ser humana.

Otra mentira es sobre la femineidad y la sexualidad al no poder hablar de ellas, debido a su función del placer, solamente es relacionada con la reproducción, esta idealización de la maternidad llega a tal punto que madre y esposa rivalizan como iguales por el amor y la atención de la pareja.

Es cierto que ser madre requiere de una buena dosis de sacrificio, pero no la imposición de conductas y actitudes que la desdibujen como ser con autonomía propia, con posibilidades de desarrollarse como persona.

Es preciso entender que la maternidad es un enriquecimiento que trasciende el embarazo y el alumbramiento, para iniciar una relación que abre paso a la extraordinaria posibilidad de la humanización de un nuevo ser y de la sociedad. Reconociendo que es tarea y compromiso de todos y cada uno de nosotros, tanto mujeres como hombres.

La maternidad no debe ser sinónimo de opresión, frustración, o renuncia a las posibilidades y oportunidades en todos los ámbitos de la vida. Sería bueno ver a al sociedad como ente maternizador, donde culturas y sociedades desarrolladas en que la atención, el cuidado, la educación y el amor hacia los niños y niñas no debe exigirse sólo a la madre, sino también al padre y a toda la comunidad.

Es preciso entonces reorganizar la cotidianeidad, y trabajar con ahínco en la formación de nuevos patrones para renovar nuestra convivencia, y estando de acuerdo que toda la sociedad debería tener un rol materno de amor, respeto y protección a la infancia. Así la maternidad dejaría de ser el destino de toda mujer para convertirse en una opción madura que tanto a mujeres como a hombres se brinde la posibilidad de crecer como personas, trasmitir conocimiento y reconstruir nuestras sociedades.

[email protected]

* Legisladora mexicana

06/LS/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content