Inicio » Mitos sobre la vasectomía

Mitos sobre la vasectomía

Por Patricia Forte

“No, no? para eso están las mujeres, los hombres dejan de ser hombres si pierden su capacidad de procrear”. Esa fue la respuesta de Alfredo Sánchez, un ingeniero en comunicaciones, cuando se le preguntó si estaría dispuesto a practicarse la vasectomía.

Y es que este proceder quirúrgico, pese a constituir un método anticonceptivo poco riesgoso y bastante efectivo, es una práctica inusual en Cuba. Se realiza hace más de cuatro décadas y, aún hoy, cubanos y cubanas lo ven con profundo escepticismo.

El doctor Osvaldo Cantero, especialista en Urología del Hospital Calixto García de la Habana, así lo confirma: son pocos los pacientes que llegan a su consulta con el deseo de practicarse la vasectomía.

“Habitualmente la responsabilidad del control de la natalidad está en manos de las mujeres. Ellas son quienes usan los métodos anticonceptivos y los hombres sólo utilizan el condón o preservativo, pues no consideran la posibilidad de otro procedimiento más invasivo”.

La vasectomía es una operación quirúrgica de menor grado y se realiza de forma ambulatoria. Consiste en la ligadura de los conductos deferentes que llevan los espermatozoides desde los testículos hasta la vesícula seminal, donde se acumulan para salir en la eyaculación.

No se considera un método efectivo hasta tanto transcurran dos o tres meses y se realice un estudio de espermatozoides para comprobar que el conducto deferente, de una longitud de 50 centímetros, esté libre de ellos. La cirugía se efectúa con anestesia local para ligar los conductos a nivel del escroto, lo que provoca esterilidad permanente en el hombre.

“Esta intervención también se puede realizar por el método de mínimo acceso, pero es más complicada. En el hospital también practicamos la vasectomía, no como método anticonceptivo, sino como una vía profiláctica a pacientes aquejados de problemas en el sistema urológico, como las afecciones en la próstata”, comentó el médico.

Aunque el número de hombres que optan por la vasectomía es reducido, hay casos como los del profesor Gonzalo Sarabia, quien encontró la solución en este procedimiento.

“Mi esposa y yo teníamos dos hijos, uno de 12 y otro de 18 años, cuando se embarazó otra vez. Se le hizo un legrado, pues no podíamos con un tercer hijo casi a los 50 años. La operación se complicó y estuvo grave. Así que, pasado un tiempo y para prevenir otra complicación, decidimos que lo mejor era que me practicara la vasectomía, pues así mi esposa no correría ningún peligro”.

Para optar por una vasectomía, un hombre deberá ser un padre de familia numerosa, de más de 30 años de edad, y la decisión debe considerar, además, la estabilidad de la pareja y años de matrimonio, ya que la mayoría de las separaciones ocurren dentro de los primeros 10 años.

La vasectomía como método anticonceptivo ni siquiera es evaluada como posibilidad frecuente en eventos de planificación familiar y en el país no existen publicaciones en los últimos 15 años que dediquen unas líneas a este tema. El tabú está enraizado en los conceptos de masculinidad y feminidad.

06/LR/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: