Inicio » Mueren 150 guatemaltecas por cada mil niñas y niños nacidos

Mueren 150 guatemaltecas por cada mil niñas y niños nacidos

Por la Redacción

La maternidad debería ser una etapa preciada para las guatemaltecas, sin embargo ocurre lo contrario en las mujeres indígenas, quienes son consideradas un objeto, sin importar si están bien o mal, señaló Yolanda Hernández, de la Red Nacional por la Salud de las Mujeres Indígenas de Guatemala.

La mayoría de mujeres indígenas viven en el área rural, donde escasamente existen servicios de salud y únicamente reciben atención por parte de las comadronas, que tampoco son reconocidas por el sistema oficial, expuso Hernández en un reportaje elaborado por la agencia Cerigua, con el apoyo del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).

En su opinión, lo ideal es que la prestación del “servicio occidental” se combine con la medicina tradicional y se respete la labor de las parteras, que juegan un papel importante, porque acompañan a su paciente antes y después del embarazo.

En las comunidades, la comadrona es considerada parte de la familia y reconocida como “abuela” por la niña o el niño que trae al mundo, indicó, al considerar que ahora hay más conciencia en los hospitales y puestos de salud, donde se recomienda que el parto también sea asistido por una comadrona.

La falta de una atención adecuada en salud materna provoca la muerte de muchas mujeres indígenas; de cada mil niñas y niños nacidos, fallecen 150 madres, debido a la escasez de servicio, afirmó Hernández.

Cuando las mujeres son primerizas la comadrona se convierte en la “médica de cabecera”, duerme con su paciente, especialmente unos días antes del parto, con el fin de atender cualquier emergencia que amerite el traslado de la madre al hospital.

En Cambio, mencionó Hernández, en algunos centros médicos las indígenas reciben un trato inhumano, porque el personal médico ve a estas personas como extrañas, que no ameritan ser tratadas igual que las mujeres mestizas.

Según la representante de la Red Nacional por la Salud de las Mujeres Indígenas, es imperativo que las Universidades adecuen su pénsum curricular al contexto socio cultural de los pueblos originarios y que los médicos visiten más el área rural, para que aprendan de esta población.

Otros de los obstáculos que enfrentan las guatemaltecas mayas son la escasez de medicamentos y la precaria situación económica, porque al acudir a un puesto de salud la persona se encuentran con que no hay medicina, por lo que debe adquirirla en una farmacia privada, concluyó Yolanda Hernández.

07/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: