Inicio Muerte materna deja al año 3 mil niñas y niños huérfanos

Muerte materna deja al año 3 mil niñas y niños huérfanos

Por Guadalupe Cruz Jaimes

En México cada año se registran 2.1 millones de embarazos de los cuales entre 250 y 300 mil presentan complicaciones, 30 mil de ellos quedan con secuelas y en promedio fallecen mil mujeres por causas maternas.

Susana Cerón, directora general del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva (CNEGySR) de la Secretaría de Salud (Ss), expuso que las deficiencias en el acceso a los servicios médicos ocasionan los padecimientos y decesos ligados al embarazo, parto o puerperio.

Durante un taller para periodistas, organizado por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), la funcionaria indicó que aunque la razón de muerte materna (RMM) ha disminuido de manera sostenida desde 1990, la reducción “ha sido muy poca”.

En 2010 fallecieron 51.5 mujeres por cada 100 mil nacidos vivos, mientras en 2011 se calcula que apenas disminuyó a 49.5 decesos por el mismo número de nacidos vivos, de los cuales el 80 por ciento son prevenibles.

En promedio cada año mueren mil mexicanas por causas ligadas al embarazo, parto o puerperio, el doble de los decesos (417) a los que México se comprometió a reducir la MM en 2015, para cumplir el quinto Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) de Naciones Unidas.

La MM deja en el país anualmente a 3 mil huérfanos “debido a la pérdida de sus madres”, dijo la especialista quien añadió que las y los recién nacidos tienen casi dos veces más riesgo de morir cuando “no tienen a la mamá”.

Las repercusiones también son sociales, pues está probado que tras la defunción de estas mujeres las familias se desintegran y las hijas asumen el rol de madres, por lo que en muchos casos dejan de asistir a la escuela. Además ellas quedan expuestas al abuso sexual y al incesto.

El riesgo de sufrir una MM crece 2.5 veces cuando se embarazan a edades tempranas (menores de 20 años) y longevas (de 35 a 39 años), así como en quienes tienen más de cuatro hijas e hijos.

Susana Cerón refirió que para hacer frente a la problemática, México debe aumentar la capacidad de los servicios públicos de salud para de esta forma garantizar hospitales con capacidad de resolver emergencias obstétricas, y personal calificado para atender los partos.

Durante el taller, Diego Palacios, representante en México de UNFPA, indicó que además de proveer la atención médica a las embarazadas, para reducir la MM se requieren “mecanismos para monitorear las políticas; con instituciones responsables y redes de servicios necesarias de calidad, así como mecanismos claros de seguimiento y rendición de cuentas”.

Otro aspecto fundamental, dijo, es que el desarrollo de políticas, programas y estrategias deben incluir un enfoque de Derechos Humanos, perspectiva de género y sensibilidad cultural.

12/GCJ/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content