Inicio Muerte materna y violencia doméstica

Muerte materna y violencia doméstica

Por Gladis Torres Ruiz

El 99 por ciento de las 529 mil muertes maternas que ocurren al año en el mundo, sucede a mujeres de los países pobres, madres de entre los 30 y 50 años de edad que sufren complicaciones serias y a largo plazo.

Las complicaciones asociadas con el embarazo y el parto se encuentran entre las principales causas de muerte en los países en desarrollo, indicó, Elaine M. Murphy, en “La promoción de comportamientos saludables”, boletín de salud, editado por el

Population Referente Bureau.

Murphy, señaló que para poder controlar la fecundidad femenina por otros medios que no sean el aborto en condiciones de riesgo, es importante mejorar su acceso a la atención obstétrica de emergencia, apuntó.

Cabe destacar que, tanto la violencia intrafamiliar como las elevadas cifras de mortalidad materna en los países en vías de desarrollo son problemas de salud pública y de justicia social reconocidos mundialmente.

En México en el 2004 murieron más de mil 2000 mexicanas por complicaciones del embarazo y parto; no obstante desde hace 15 años la cifra (mil 400) no ha variado en el país.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS), indica que aunque todavía se desconoce qué proporción de la mortalidad materna de debe a la violencia familiar, las posibles diferencias entre y dentro de los países, y los factores que podrían explicar esas diferencias, es necesario preguntarnos si es posible reducir las muertes maternas sin abordar el tema de la violencia contra ellas.

En su documento; Muertes Maternas y Violencia Intrafamiliar Contra las Mujeres: repensando la salud materna en los Objetivos de Desarrollo del Milenio, indica que una proporción significativa de mujeres señala haber sufrido violencia por parte de la pareja durante el embarazo.

En el 2003 se estimó que entre un 4 y un 29 por ciento de las mujeres en países en vías de desarrollo viven violencia doméstica durante el embarazo, conjuntamente, algunas evidencias sugieren que la violencia familiar y la mortalidad materna están vinculadas.

De la misma manera el texto apunta que los elementos causantes de la mortalidad materna por violencia en el hogar pueden darse a través de diferentes mecanismos, como traumas directos mortales, traumas abdominales que producen complicaciones obstétricas que a su vez pueden volverse letales.

Así como el estrés psicológico y acciones controladoras del hombre sobre la mujer son los principales mecanismos que pueden explicar cómo la violencia familiar causa muertes de mujeres durante el embarazo o en el período posterior a la terminación de éste.

La muerte ocasionada por complicaciones del embarazo, parto y puerperio es uno de los principales problemas de salud de las mujeres mexicanas en edad reproductiva y representa un indicador de profunda desigualdad social que está relacionado con la pobreza.

Al respecto la OPS indica que las muertes maternas por violencia familiar ocurren tanto en los países desarrollados como en los países en vías de desarrollo.

No obstante, debido a factores como menos opciones para prevenir y lidiar con embarazos no deseados, menos protección legal y policial, y frecuentemente con un mayor grado de subordinación a los hombres, se puede sugerir que las mujeres de los países en vías de desarrollo probablemente tengan un riesgo mayor de muerte materna por violencia doméstica.

Hay que destacar que mejorar la salud materna es uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio que enfatiza de manera específica en la salud de la mujer.

Con ello los gobiernos a nivel mundial han establecido como meta reducir, entre 1990 y 2015, la mortalidad materna en tres cuartas partes, y uno de los indicadores definidos para el seguimiento de dicha meta es la razón de mortalidad materna.

En este sentido la OPS, recomienda incluir la violencia familiar como parte integral de las estrategias de promoción de la salud materna ya que según la organización, podría facilitar alcanzar la meta de reducción de la mortalidad materna en un 75 por ciento para el año 2015 y lograr, a su vez, avances importantes hacia la equidad de género.

06/GT/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más