Inicio Mujeres, 8 de cada 10 nicaragüenses que emigran a España

Mujeres, 8 de cada 10 nicaragüenses que emigran a España

Viajó unos 13 mil kilómetros de Nicaragua a España. Una razón poderosa la motivó: huir de la violencia que su pareja ejercía en su contra.

Como Blanca, ocho de cada 10 nicaragüenses que emigran a España son mujeres, la mayoría entre los 30 y los 40 años de edad, aunque por diversas causas, según la última encuesta Medición del Nivel de Vida 2005-2006, realizada por el Instituto Nacional de Desarrollo (Inide).

Desde la comunidad de Matiguas, a 200 kilómetros al norte de Managua, hasta Madrid, España, llegó Blanca Sotelo, con la esperanza de dejar atrás la violencia, pero también con el dolor de haber dejado en Managua en casa de su pareja, a dos de sus cinco hijos a quienes no les dijo la verdadera causa de su viaje. La versión que dio fue que sería para "mejorar sus vidas".

Blanca recuerda su partida a España hace seis años como si fuera hoy, pero ahora ya está de regreso. Volvió a Nicaragua hace tres semanas y la decisión de su regreso es para tratar de reconstruir su vida junto a sus hijos en su tierra natal.

"El problema no fue lo económico, me fui porque mi esposo me maltrataba", dice Blanca en entrevista con Cimacnoticias. Explica que aunque logró ahorrar cierta cantidad de dinero para tratar de invertirlo ahora en Nicaragua, no siente que su partida haya sido la mejor solución.

Para Blanca su viaje no fue la mejor decisión porque se separó de sus hijos, especialmente de los dos adolescentes que quedaron con su padre. Los otros tres, una mujer y dos hombres, hicieron su vida cada uno por su lado: el mayor se fue a Estados Unidos y los otros se juntaron con sus parejas para hacer su propia familia aquí en Nicaragua, pero frecuentemente visitan a su madre.

Blanca vive ahora en Managua en la casa de su pareja, y trata de rehacer su relación, pero con la condición de que haya respeto y cero violencia, de lo contrario ?advierte? recurrirá a la nueva Ley Contra la Violencia hacia las Mujeres, para denunciar a su pareja.

Agrega que quizás lo más provechoso del viaje ha sido tomar fuerza para enfrentar al esposo en una relación que trata de reconstruir.

BÚSQUEDA DE AUTONOMÍA

España se ha convertido en los últimos años en uno de los nuevos destinos de la emigración de nicaragüenses, aunque Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Panamá y el Salvador, aún son los países de mayor emigración.

"Las mujeres se van y no siguiendo al marido, quieren un mayor protagonismo económico, mayor fuerza de decisión en el hogar, se van por la irresponsabilidad paterna, buscan cómo generar autonomía, se van para escapar de los maridos o compañeros de vida violentos, buscan alternativas dignas para sus vidas", explica la investigadora Cándida Rosa Gómez, del Servicio Jesuita para Migrantes (SJM-Nicaragua), de la Universidad Centroamericana (UCA).

Gómez observa que en la emigración influyen las redes de la misma gente que se va y las remesas que envían; es atractiva la parte económica, pero no se analizan a fondo las consecuencias afectivas y socio-culturales que implica la emigración.

Hay otras causas de emigración de mujeres nicaragüenses a España, como lo indica el estudio "Investigación exploratoria sobre la migración de mujeres de Somoto (Nicaragua) a San Sebastián (España)", realizada por el sacerdote jesuita José Luis González Miranda.

En la investigación se indica como una de las causas de la migración de mujeres de Somoto a España, "el hermanamiento" de ciudades españolas con esta ciudad norteña nicaragüense.

Y es que tras el huracán "Mitch", que azotó a Nicaragua en 2008 y dejó más de tres mil muertos y miles de damnificados, la solidaridad afloró y desde diversas partes del mundo llegaron brigadas y apoyos.

España fue muy solidaria, tanto así que autoridades del municipio de Somoto firmaron un "hermanamiento" con el municipio de Lasarte-Oria, Guipúzcoa, España, para crear un vínculo que años más tarde pudo haber conllevado a la emigración.

En Nicaragua algunas ciudades europeas han firmado una especie de convenio de colaboración llamado "hermanamiento", que se establece de común acuerdo entre autoridades homologas municipales, y en el que se contempla la recolecta de ayuda material, intercambios académicos, pasantías entre estudiantes y la llegada al país centroamericano de profesionales extranjeros que colaboran en las áreas municipales.

Pero además del "hermanamiento" existen otras causas más estructurales para la migración, tales como el empobrecimiento, la falta de infraestructuras, degradación de los recursos naturales (tierra y agua) y la competencia por ellos, la llamada frustración psicosocial y el desencanto ante una situación política ineficaz, explica José Luis González en su investigación.

De acuerdo con ese estudio, si bien la solidaridad podría desencadenar la migración, otro factor para mirar hacia España es el endurecimiento de las condiciones para entrar a EU, el aumento de las detenciones y las deportaciones.

En el caso de Somoto, según la investigación, las mujeres emigraron a España por los bajos ingresos que recibían en sus trabajos en Nicaragua, por la falta de empleo o por necesidades insatisfechas en el hogar, referida a la educación de sus hijos, la alimentación y para mejorar sus viviendas.

12/NR/RMB/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content