Inicio Mujeres acallan el dolor por los secuestros en Durango

Mujeres acallan el dolor por los secuestros en Durango

En la comunidad Vicente Guerrero, en el estado de Durango, un grupo de mujeres guardó silencio. Se miraban las unas a las otras tras escuchar la pregunta de Anabel, integrante de la Caravana del Consuelo que recién había llegado a la entidad: “¿A cuántas personas les han secuestrado en este lugar?”. Titubeante, una de las mujeres respondió: “Ya hemos perdido la cuenta”.

La fría noche del pasado lunes recibió en Durango a las y los caravaneros por la Paz y la Justicia. Procedente de Zacatecas, la comitiva hizo escala en tres comunidades duranguenses antes de arribar a la capital del estado, en donde centenares de personas aguardaban ya el inicio del mitin en la Plaza de Armas.

La Caravana hizo una parada en Vicente Guerrero, una de las rutas más peligrosas de Durango. Ahí, las y los pobladores la esperaban para manifestar su respaldo y contar la situación de violencia que padecen a costa del crimen organizado y las fuerzas federales y estatales.

“¿Qué pasa aquí? Algo sucede y ustedes no quieren decirnos. ¿Por qué?”, inquirió Anabel a las mujeres que se habían apostado a la orilla de la carretera, venciendo al frío y la oscuridad, para poder dialogar con el convoy.

“¿Hay secuestrados?”, cuestionó nuevamente Anabel. Una de las pobladoras asintió. “¿Les secuestran a las hijas, a las muchachas?”. Y otra mujer de la comunidad, con una mezcla de miedo y tristeza, dijo: “No. Se meten a nuestras casas y se llevan a nuestros muchachos y nunca más volvemos a verlos”.

“LIMPIAR LA SANGRE Y NO CURAR LA HERIDA”

Al poeta Javier Sicilia una de las mujeres se le acercó para contarle cómo padecen las mujeres y niñas de la región el secuestro y el acoso sexual. Sofía presentó a su hija Isabel, de 12 años, y denunció: “Mi hija sufre acoso sexual por parte de su profesor en la escuela, lo hemos ido a denunciar ante la directora y nunca nos hace caso”.

Las mujeres les cuentan a las y los caravaneros que al igual que Vicente Guerrero, los municipios de Fresnillo y Sombrerete son zonas de alto peligro. Narran que ahí hace poco elementos de la Marina se llevaron a 80 personas, supuestamente sicarios.

“Eso es como limpiar la sangre y no curar la herida. De nada sirve, porque ahí siguen metiéndose a las casas y sacando a los hombres jóvenes, muchachitos de 14 años para llevárselos como sicarios y reclutarlos para el crimen organizado; esto es muy común, incluso en la ciudad de Durango, en las colonias, se los lleva cualquier grupo de sicarios que ande por aquí”.

Más tarde, al filo de las 10 de la noche, durante el mitin en la Plaza de Armas de la capital del estado y ante unas mil 500 personas, mujeres y hombres contaron las historias personales y familiares de las atrocidades del crimen organizado y la complicidad de las autoridades de justicia. Las víctimas, las y los asesinados, desaparecidos y “levantados” empezaron a tener nombre y apellido.

Sicilia relató que al viajar de San Luis Potosí a Durango, también a la orilla de la carretera una madre con su hijo de seis años esperaba a la Caravana. El padre del niño había sido asesinado. El poeta recordó entonces aquellos versos de Miguel Hernández: “Andamos entre rastrojos de difuntos y la muerte de esos difuntos nos duele más que nuestra propia vida”.

El también periodista convocó: Tenemos que acuerparnos en el Pacto Ciudadano, mantenernos unidos e ir al boicot y si es necesario a la resistencia civil hasta transformar las instituciones… No podemos tener más huérfanos ni más padres y madres sin hijos”.

ZOZOBRA

La Caravana del Consuelo sigue su rumbo. El punto final de llegada: Ciudad Juárez. El objetivo: firmar el Pacto Ciudadano por la Paz y la Justicia.

El transitar de las y los caravaneros se tensó tras la noticia del allanamiento de la Policía Federal al Centro de Derechos Humanos Paso del Norte (CDHPN), el pasado domingo en Ciudad Juárez, Chihuahua. Se trata de una de las organizaciones encargadas de la logística y la realización de actividades de protesta previstas en la localidad fronteriza.

En San Luis Potosí el reporte cayó como balde de agua fría. Pietro Consiglia, uno de los organizadores de la Caravana, acusó: “El acto de Ciudad Juárez está dirigido contra el Centro de Derechos Humanos que nos va a recibir, y trata de intimidar a los juarenses para el acto del 10 de junio”.

Durante los actos públicos en San Luis, Javier Sicilia responsabilizó a Felipe Calderón de la seguridad de las y los defensores de Derechos Humanos que participan en el CDHPN, así como del resguardo de la Caravana en su conjunto. “¿De qué se trata?”, desafió el poeta.

En su paso por Zacatecas, el escritor se refirió nuevamente al allanamiento: “En Ciudad Juárez, el signo más adolorido del país, se ataca a un centro de defensa de Derechos Humanos. ¿Qué mensaje nos quieren mandar? Desde la tierra de uno de los mejores poetas del país (Ramón López Velarde) les decimos que los ciudadanos de la Caravana somos amantes de la paz, nos convoca la ley y la justicia”.

Lanzó: “Si su objetivo es amedrentarnos, se equivocan, ni el crimen, ni la represión nos harán retroceder”.

11/CRG/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más