Inicio » Mujeres, actoras necesarias para evitar guerras por el agua

Mujeres, actoras necesarias para evitar guerras por el agua

Por Redaccion

Pese a la idea generalizada de que las cuencas hídricas compartidas por varios países tienden a generar hostilidad en lugar de soluciones en colaboración, con frecuencia el agua es un recurso no aprovechado para suscitar una fructífera cooperación entre las naciones, informa el Centro de Noticias de las Naciones Unidas.

Las mujeres, que en la mayoría de los países en desarrollo producen entre el 60 por ciento y el 80 por ciento de los alimentos, son importantes partes interesadas en todas las cuestiones de desarrollo relativas al agua.

No obstante lo anterior, a menudo permanecen en la periferia de las decisiones sobre ordenamiento y planificación de los recursos hídricos, señala el Centro de Noticias de la ONU.

Durante siglos, el agua como fuente imprescindible de vida ha sido una importante causa de tensiones o conflictos, dentro de un mismo país y entre distintas naciones, señala en un comunicado el organismo.

Y dado que durante el siglo XX se sextuplicó la demanda mundial de este liquido vital, hubo incesantes controversias transfronterizas relativas al agua, lo cual movió a algunos expertos a pronosticar que las guerras del siglo XXI se disputarán los recursos hídricos, agrega.

Para la ONU, si bien la propensión de los recursos de agua dulce a tensar las relaciones entre países suele ocupar la primera plana de los periódicos, la otra cara de la moneda –el agua como agente de cooperación– raramente atrae lo suficiente su atención.

No obstante, dice, las investigaciones han indicado que hay muchos más casos históricos en que el agua desempeñó funciones catalíticas en pro de la cooperación, que casos en que desencadenó conflictos.

Como ejemplos de acuerdos viables sobre el agua, concertados incluso entre Estados que estaban en conflicto por otras razones, están los casos de la India y Pakistán o de Israel y Jordania.

Dado que hay en el mundo más de 260 cuencas hídricas que trascienden las fronteras nacionales, no es de sorprenderse que esa situación se considere, en general, como una fuente de hostilidad, considera Naciones Unidas.

Por otra parte, como señalan expertos de la ONU, dada la importancia del agua para prácticamente todos los aspectos de la vida (salud, medio ambiente, economía, bienestar social, política, cultura) excede en mucho las facultades de cualquier país para resolver por sí mismo y unilateralmente muchos de los problemas.

Para este organismo, esto ofrece en sí la posibilidad de transformar una situación cargada de conflictos en una oportunidad de llegar a soluciones mutuamente ventajosas, pero ¿cuáles son las maneras prácticas de alcanzar ese objetivo?

COOPERACIÓN, ALGO POSIBLE

En un esfuerzo por encontrar respuesta a esa pregunta, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) inició el proyecto Del posible conflicto a la cooperación posible (PCCP) como parte de una iniciativa de todos los organismos de las Naciones Unidas para promover la seguridad hídrica en el siglo XXI.

El propósito del proyecto es fomentar la cooperación entre las partes interesadas en el ordenamiento de recursos de agua compartidos, al mismo tiempo que contribuir a asegurar que los conflictos posibles no se transformen en reales.

El proyecto aborda, además, el reto de compartir los recursos hídricos principalmente desde el punto de vista de los gobiernos, y se centra en la elaboración de instrumentos para prever, prevenir y resolver conflictos sobre los recursos hídricos.

LOS ACUERDOS

Con relación al tema del agua, hay más de 3 mil 800 declaraciones unilaterales, bilaterales o multilaterales o convenciones: 286 son tratados, de los cuales 61 se refieren a más de 200 cuencas fluviales internacionales.

Durante los últimos 50 años hubo más de 500 conflictos respecto del agua, siete de los cuales fueron violentos, informa la ONU.

Según la Unesco, 145 países tienen parte de su territorio dentro de cuencas transfronterizas y 21 están completamente englobados por una de esas cuencas. Hay 12 países que tienen más del 95 por ciento de su territorio dentro de una o más cuencas transfronterizas.

Aproximadamente la tercera parte de las 263 cuencas transfronterizas es compartida por más de dos países. En un caso que demuestra la eficacia de la cooperación, Bolivia y Perú, los dos países que comparten el Lago Titicaca, han reconocido la importancia crucial de colaborar en el ordenamiento de los recursos hídricos de esa cuenca mediante la creación de una autoridad autónoma del agua.

Se está restaurando eficazmente la sección septentrional del Mar Aral, después de que su superficie se hubo reducido a menos de la mitad de su tamaño original como resultado del desvío de grandes volúmenes de agua por la Unión Soviética, a raíz de lo cual se agotaron sus dos afluentes y quedó devastado el medio ambiente circundante.

El Mar Aral es compartido por Kazakstán y Uzbekistán, pero su cuenca de agua dulce también abarca Afganistán, Kirguistán, Tayikistán y Turkmenistán. Gracias a un proyecto del Banco Mundial, se ha comenzado a reponer el agua del Mar Aral, después de finalizar la presa de Kok-Aral.

Varias obras hidráulicas rehabilitadas a lo largo del Río Syr Darya están posibilitando que los agricultores dispongan de riego para sus tierras. La etapa siguiente es mejorar la eficiencia del riego en dos terceras partes de la superficie de tierras en la sección correspondiente a Kazajstán de la cuenca del Mar Aral.

Un mejor ordenamiento de los recursos hídricos beneficiará a los países del Asia central, pues podrán responder más eficazmente a las necesidades energéticas y de conservación y posiblemente incluso obtener ingresos de la venta de energía hidroeléctrica a los países ubicados aguas arriba.

08/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: