Inicio Mujeres afroamericanas e hispanoamericanas prefieren a Obama

Mujeres afroamericanas e hispanoamericanas prefieren a Obama

Mujeres blancas, de entre 45 a 64 años de edad, continúan aún indecisas entre Obama o McCain. No así las mujeres afroamericanas y las de origen hispanoamericano: ellas sufragarán por Obama.

Lo anterior lo reporta la agencia de noticias AP-GfK, que realizó una encuesta entre el 27 y 30 de septiembre pasado, en la que incluyó entrevistas telefónicas con 808 votantes registradas, con un margen de error de 2.4 por ciento.

En las pasadas elecciones presidenciales de los Estados Unidos, Verónica Deveso ya hubiera dicho a estas alturas a quién le daba su respaldo y por qué, pero no ocurre así en esta ocasión.

Todo lo que desea Deveso, de 56 años, quien trabaja como despachadora de taxis en Hamburg, Nueva York, es un candidato con un plan sólido, que haga algo, cualquier cosa para impulsar la economía y ponga fin a la guerra de Irak. Insatisfecha con lo que ha escuchado hasta el momento en la campaña, sigue indecisa. Podría inclinarme por cualquiera, dice

En la misma situación que ella hay muchas mas. Mujeres blancas de 45 a 64 años, quienes al igual que Deveso constituyen uno de los bloques más codiciados, por ahora apoyan por partes iguales a Barack Obama y John McCain, pero están dispuestas a votar por cualquiera de los dos, según la encuesta de AP-GfK.

Hay muchas en su misma situación, también a la espera de que cualquiera de las dos campañas presidenciales les haga creer.

Estas son las mujeres de la generación nacida en la posguerra. Muchas están acostumbradas a lidiar simultáneamente con empleos y familias, y a menudo están muy conscientes con las presiones económicas de sus familias, porque son ellas quienes pagan las cuentas, compran los alimentos y llenan el tanque de gasolina de sus vehículos.

Son combativas, están acostumbradas a exigir respuestas y a tomar decisiones. Con una economía mundial al borde de la secesión, ahora exigen que los candidatos presidenciales den soluciones concretas a la crisis financiera y otros problemas.

Existe una sensación de precariedad entre esas mujeres, señala Frederick Lynch, profesor de la Universidad Claremont McKenna, de California, que está escribiendo un libro sobre la generación nacida en la posguerra. Las mujeres de esa generación son un poco más despiertas: saben que pasan cosas malas, que la gente se puede enfermar, uno puede perder el empleo, y no tienen problema en admitirlo, agrega.

Como grupo, esas mujeres blancas, mayores, aun no se han dejado convencer por ningún candidato, en contraste con las mujeres negras e hispanas, que respaldan a Obama, en la misma proporción mayoritaria de los hombres de grupos minoritarios. Están divididas entre McCain y Obama, y se identifican como demócratas o republicanas en el mismo número, según la encuesta de AP-GfK.

Si salen con algo sobre la economía que realmente me hace sentir que pueden manejar bien la situación, eso ayudaría, señaló Rae Ann Priester, de 52 años, de Fresno, California, que se inclina hacia Obama pero que podría cambiar de opinión. Es como si estuvieran esquivando el tema.

Un 44 por ciento de ellas es persuasible y permanecen totalmente indecisas o favorecen a un candidato, pero podrían cambiar de opinión. Es un porcentaje mayor del 33 por ciento de todos los votantes que aún podrían ser persuadidos.

Si uno ha llegado a esta edad como yo, es difícil decidir, señala Deborah Nance, de 56 años, de Wilmington, Delaware. Ir con el candidato maduro que podría ser elegido y que puede morir al día siguiente, o con el hombre más joven a quien no llegas a conocer del todo, agregó.

La división del voto en partes iguales contrasta con la tendencia general que, según las encuestas, se inclinan hacia Obama desde que la crisis financiera se intensificó en semanas recientes. Y mientras que los votantes le tienen más confianza a Obama que a McCain en relación con la economía, las mujeres nacidas en la posguerra están divididas en partes iguales sobre cuál es el candidato más calificado en ese terreno, aunque muchas afirman que Obama entiende mejor cómo les afecta la crisis financiera, según la encuesta AP-GfK.

La encuesta fue realizada en septiembre, antes que Obama y McCain publicaran sus planes económicos.

OBSTÁCULOS PARA OBAMA

Las mujeres indecisas nacidas en la posguerra tienen dos características que le dificultan las cosas a Obama. En su mayoría no tiene estudios universitarios y las personas blancas con menor educación han sido un grupo muy difícil para Obama. Ese bloque apoyó a Hillary Rodham Clinton en las elecciones internas del Partido Demócrata.

Nos sorprendió de que no recibiera la nominación, dijo Deveso, blanca y de edad mediana. En mi opinión, ella tenía el equilibrio perfecto en el campo de la experiencia.

De todos modos, hay algunas señales de que a Obama le va relativamente bien con las mujeres de la generación de posguerra.

El estrecho margen que tiene con McCain es mejor que el que tenía el candidato presidencial demócrata del 2004, John Kerry. Las mujeres blancas de 45 a 64 años favorecían a Bush en ese año en una proporción de 12 puntos.

Dice la encuesta que más mujeres nacidas en la posguerra dicen que Obama entiende mejor que McCain a la gente como ellas. Por otro lado, la mayoría considera que McCain le saca ventaja a Obama en el plano de la experiencia.

ESTRATEGIAS

Considerando todo lo que hay de por medio, McCain ha centrado su esfuerzo en captar a mujeres blancas de edad avanzada mediante avisos de TV, correspondencia y llamadas telefónicas, con un mensaje que trata sobre la preocupación por la economía, destacó Sarah Simmons, director de estrategia de campaña. Ese mensaje es reforzado con la candidata republicana Sarah Palin, quien logra una profunda conexión con ellas.

La campaña de Obama realiza discusiones, debates en sitios de opinión en el Internet y fiestas privadas para mujeres, difunda avisos en los medios sobre la igualdad de salarios y otros asuntos en programas de televisión que atraen a televidentes femeninas. La vocera de la campaña, Moira Mack, dijo que las mujeres tendrán un papel importante en las elecciones de este año.

08/LPB/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más