Inicio » Mujeres afromexicanas afrontan “triple discriminación”

Mujeres afromexicanas afrontan “triple discriminación”

Por Anaiz Zamora Márquez

Aunque se han logrado avances importantes en el reconocimiento de la identidad y Derechos Humanos (DH) de las poblaciones indígenas, quienes han quedado excluidas de programas y políticas públicas e incluso han sido “invisibilizadas” de la historia oficial son las mujeres afromexicanas, víctimas también de una “triple discriminación”.
 
Ante ello, las juventudes afromexicanas organizadas reclaman el reconocimiento constitucional de esta población y que se elaboren políticas públicas basadas en sus necesidades específicas, ya que actualmente son consideradas como parte de las comunidades indígenas.
 
Durante la presentación del informe “Juventudes indígenas y afromexicanas hacia la agenda de desarrollo post 2015”, Petra Alejandra Álvarez de la Cruz, representante juvenil de una de las comunidades afromexicanas en el estado de Guerrero, señaló que esta población aún no goza de derechos propios y que su aporte al desarrollo histórico del país no ha sido reconocido.
 
De acuerdo con la también activista, las personas afrodescendientes constituyen entre el 20 o 30 por ciento de la población de América Latina, y se estima que en México hay 400 mil personas afromexicanas principalmente en los estados de Coahuila, Chiapas, Guerrero, Michoacán y Veracruz, aunque existe presencia en todas las entidades.
 
“La historia nos ha invisibilizado y se han ignorado todas las contribuciones de África a la conformación de México”, pues generalmente se considera que el mestizaje es producto de la unión de “castas” españolas con poblaciones indígenas, sin tomar en cuenta todas las personas africanas que “fueron traídas en calidad de esclavas”.
 
“Cuando se definió la identidad mexicana oficialmente, la historia no nos consideró y nos desapareció por completo, como si no existiéramos, por eso tenemos el proyecto de colocarnos en la historia del país”, dijo la líder comunitaria.
 
Agregó que las mujeres afromexicanas al ser consideradas como parte de las comunidades originarias también se ven obligadas a enfrentar la exclusión, discriminación, falta de acceso a servicios de salud y educación que las mujeres indígenas padecen, y al mismo tiempo son discriminadas por su color, y en muchos casos no son consideradas como mexicanas.
 
“Cuando se ve a alguien de color o con cabello ‘chino’ se dice: ‘ese es negro’, y dicen que no somos mexicanos cuando ni el color, ni el cabello deberían definirnos”, explicó.
 
Alejandra Álvarez dijo que mediante diversas luchas se ha logrado que las comunidades afromexicanas sean nombradas en estados como Guerrero o Oaxaca, pero continúan demandando un reconocimiento propio, y que se les deje de equiparar como pueblos indígenas. “Demandamos políticas y programas públicos enfocados en nuestras necesidades específicas”, concluyó.
 
15/AZM/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: