Inicio Mujeres, columnas de paz y democracia: UNIFEM

Mujeres, columnas de paz y democracia: UNIFEM

Por la Redacción

La participación de mujeres en los procesos de paz “es la mejor manera de construir y sostener democracias, reducir la incidencia del conflicto armado y lograr el desarrollo humano”, comentó Joanne Sandler, subdirectora del Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer (Unifem, por sus siglas en inglés) en el Encuentro Internacional de Mujeres contra la Guerra, que tiene como objetivo construir alternativas de paz en situaciones de conflicto armado, como en el caso de Colombia.

El foro que hoy culmina en Bogotá, organizado por el Movimiento de Mujeres Contra la Guerra, la Ruta Pacífica de las Mujeres y la Iniciativa de Mujeres Colombianas por la Paz, buscó identificar puntos comunes para una agenda nacional e internacional contra los conflictos armados y pactar un nivel de desarrollo en el ámbito local y global.

El encuentro reunió a cerca de 400 delegadas de 17 países de América, África, Asia y Europa bajo el lema de “Ni guerra que nos mate ni paz que nos oprima”.

Durante la jornadas de trabajo, Joanne Sandler, apuntó que en los tres días de trabajo se buscaron fórmulas para alcanzar un mundo sin pobreza, sin violencia y sin desigualdades.

Sandler explicó que a dos meses de cumplirse cinco años de la vigencia de la resolución 1325 del Consejo de Seguridad de la ONU, el consenso sobre la participación de las mujeres en procesos de paz es mundial. “Es la mejor manera de construir y sostener democracias, reducir la incidencia del conflicto armado y lograr el desarrollo humano”.

La resolución 1325 expedida por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en octubre de 2000, insta a los estados a incluir a las mujeres como actoras sociales en los procesos de negociación de paz, al igual que en la prevención y en el postconflicto.

La subdirectora de Unifem manifestó que las mujeres, las que representan el 50 por ciento de la población total del mundial, son esenciales para hacer frente a los desafíos importantes, pero al momento de negociar la paz, son generalmente los combatientes quienes tienen un lugar privilegiado en las mesas de negociación, agregando que “la participación de las mujeres sigue siendo baja en todos los espacios de decisión política”.

Por su parte, Rosaline Mccarthy, líder de Sierra Leona, consideró que en cumplimiento de la resolución 1325 de las Naciones Unidas, las mujeres deben estar no sólo en los procesos de paz, sino también deben desempeñar un papel fundamental en la prevención de conflictos y en la reconciliación.

Las mujeres siempre llevan la peor parte de la guerra, porque son las esposas de los guerreros o las viudas o las desplazadas quienes quedan con todo el peso de la familia, aseguró. “En las mujeres recae buscar también participar en los procesos de paz y presionar a los actores armados para que negocien por la vía del diálogo y así evitar más muerte y destrucción en el mundo”, afirmó la líder africana.

En la reunión participaron representantes de Costa Rica, España, Rusia, Georgia, Reino Unido, Italia, Palestina, Canadá, Chile, Bolivia, México, El Salvador, Haití, Guatemala, Nicaragua y Colombia.

2004/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content