Inicio Mujeres dedican gran parte de su vida a cuidar enfermos

Mujeres dedican gran parte de su vida a cuidar enfermos

Por la Redacción

Un gran número de mujeres, después de atender a su esposo e hijos por un promedio de 18 años, deben cuidar a uno o ambos de sus progenitores por un lapso de tiempo similar, indicó un informe de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

El análisis titulado El trabajo no remunerado de las mujeres en salud, dado a conocer este mes, revela que históricamente las mujeres se han encargado del cuidado de personas enfermas y discapacitadas en sus hogares como una extensión de su trabajo doméstico.

En México, cuatro millones de mujeres mayores de 12 años dedican un promedio de 16 horas a la semana al cuidado de familiares enfermos, de acuerdo con declaraciones del titular de la Secretaría de Salud (SS), Julio Frenk.

El estudio de la OPS revela que el gasto del gobierno en los servicios de atención comunitaria y domiciliaría es insuficiente y continúa lejos de los niveles de cortes presupuestarios en el sector salud, siendo las mujeres las obligadas a asumir los costos del cuidado en los hogares y las comunidades.

También refiere que son varios los factores que se han combinado para aumentar la carga del trabajo no remunerado que realizan las mujeres en el cuidado de la salud, entre ellos, el envejecimiento de la población, aumento de la incidencia de enfermedades que requieren atención a largo plazo y un mayor énfasis del sector salud en los servicios y la atención ambulatoria.

En ese sentido, la organización explica que para las mujeres esta carga de trabajo representa un obstáculo para alcanzar el desarrollo de su capital humano, así como una presión enorme sobre las relaciones familiares, los presupuestos domésticos y los servicios de atención pagados.

El organismo internacional indica que los sistemas de salud de los países desarrollados están enfrentando una demanda sin precedentes por servicios de atención a largo plazo, mientras que las naciones en vías de desarrollo ya dependen de un grado mucho mayor del trabajo no remunerado de las mujeres para completar los sistemas de salud públicos.

Asimismo, las labores no remuneradas para las mujeres en el cuidado de la salud aumentan como resultado de los procesos de reforma del sector salud, cuyas políticas han provocado la reducción del número de hospitales y de camas.

La OPS considera que la combinación de esos factores coloca una sobrecarga de atención en la salud no remunerada en las familias y las comunidades, la mayoría asumida por las mujeres como una extensión de sus responsabilidades domésticas.

04/RGL/GBG/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más