Inicio Mujeres en prisión, ¿por qué?

Mujeres en prisión, ¿por qué?

Por Blanca E. Buenfil Vanegas*

Porque no soy experta en el tema, pero después de haber entrevistado a especialistas me atrevo a escribir sobre este asunto que para mí también es un tipo de violencia contra las mujeres.
 
En Quintana Roo (QR) se ha incrementado el número de mujeres recluidas en el Centro de Readaptación Social. El 25 de noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, me sorprendí con la nota que informa que como parte de las medidas para garantizar el orden y control de las cárceles de QR, reducir la sobrepoblación, hacinamiento y evitar que internos de alta peligrosidad impongan los llamados “autogobiernos”, en lo que va de la actual administración se han trasladado a penales federales de alta seguridad a 246 internas e internos.
 
Estos traslados son necesarios no sólo para reducir la sobrepoblación de las cárceles del estado, sino para mantener el orden y el control, según las autoridades, por ello que en 2011 se trasladaron a prisiones federales de alta seguridad a 68 internos, y en lo que va de 2012 se han enviado a distintos penales del país 178 presos, incluyendo 69 internas que fueron trasladadas desde la capital del estado.
 
TRASLADO DE 69 INTERNAS
 
La Secretaría de Seguridad Pública del estado, en coordinación con la Policía Federal, reubicó a 69 internas que purgaban sentencias por delitos del orden federal en la cárcel de Benito Juárez y el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Chetumal, quienes fueron enviadas a un centro de internamiento de máxima seguridad, donde continuarán purgando sus condenas.
 
De acuerdo con el general brigadier ICE, Carlos Bibiano Villa Castillo, secretario de Seguridad Pública estatal, originalmente la cifra fue de 70.
 
No hay datos exactos en las dependencias estatales sobre cuál es el delito que más cometen las mujeres o al menos no los quieren dar a conocer, pero lo que sí me dejaron entrever es que la mayoría se ven involucradas por la relación que tienen con un varón, quien de alguna manera las convence para que se vuelvan cómplices o criminales.
 
¿Pero qué busca una mujer en un varón que delinque? Increíble, pero aseguran los expertos que buscan seguridad, protección, sobre todo económica.
 
Ahora que se puso en marcha la ley que busca acabar con el narcomenudeo, me dicen que la situación de muchas mujeres se agravará porque están inmersas en este delito por su situación económica.
 
Pareciera que los delitos contra la salud pública pasan a constituir el núcleo básico de los crímenes de las mujeres en unos porcentajes altísimos, y ni se diga en mujeres indígenas.
 
Otros delitos que cometen las mujeres son el abuso o maltrato de sus hijos, y para acabarla de amolar muchas están ahora encarceladas hasta por el delito de ABORTO, infanticidio, abandono y crueldad con las y los niños.
 
Es ya claro que una gran cantidad de mujeres son obligadas a ejercer la prostitución, supongo que para superar las precariedades económicas, como suele suceder en los alrededores de mercados, aunque inmersas en esta actividad caen en el alcoholismo o adicción a una droga, y así pues terminan por cometer delitos graves del fuero federal.
 
*Periodista de Quintana Roo.
 
12/BEBV/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content