Inicio Mujeres encuentran en ONG apoyo para enfrentar la violencia

Mujeres encuentran en ONG apoyo para enfrentar la violencia

Por Adriana Rodríguez González

Cuando la señora Concepción llegó a la Asociación para el Desarrollo Integral de Personas Violadas AC (ADIVAC) en 2006 tenía sentimientos encontrados, pues recién se había enterado que su hija de siete años era abusada sexualmente por el propio padre. Enfrentaba el miedo al no saber qué hacer, el desconocimiento de las leyes, además de la culpa por no haber evitado que su niña fuera víctima de violencia.

“Veía a mi hija enojada conmigo, dijo que era porque no la cuidé. En ese entonces tenía un niño de cinco años con asma, que murió hace dos años”, comenta Concepción con fortaleza.

“Lo que tuve que hacer es explicar que la vida de ambos es importante para mí y que no percibía señales de abuso, a pesar de que estaban presentes, mi hija Leticia padeció trastornos de sueño, pero yo no me había enfrentado nunca a algo así”, dice.

Recuerda que el careo que Leticia sostuvo con su padre durante ocho horas fue desgastador. Pero Concepción seguía con el proceso judicial, al pensar que al final llegaría la sentencia. También tuvo que enfrentarse a la vergüenza, a las miradas de desprecio que la acusaban de descuidar a su niña.

Durante este largo proceso, Concepción refiere que ADIVAC poco a poco ha ayudado a su hija a no sentirse “sucia”, culpable, y que los talleres la encaminaron a reconstruirse a sí misma.

Planeaba irse con su hija a vivir a otro lado que no les recuerde a ambas lo sucedido, pero la niña le dijo: “por qué nos vamos a ir, si esta es nuestra casa y no hemos hecho nada malo”.

El proceso legal está por terminar, sólo se encuentran a la espera de la sentencia. Leticia, que tiene un excelente aprovechamiento escolar, está convencida de que su vocación es la licenciatura en derecho, pues anhela defender a las y los niños que son víctimas de abuso.

ADIVAC actualmente desarrolla el Programa de Capacitación y Prevención de la Violencia Familiar, Sexual y de Género, que consiste en cursos, talleres y diplomados enfocados a prevenir e identificar la agresión, promover los derechos humanos, orientar al público en general.

CASOS EXITOSOS

Así como ADIVAC, existen otras experiencias exitosas desde la sociedad civil organizada, como Fortaleza IAP, fundada en el año 2000 como refugio confidencial de protección.

Este Centro de atención integral a la mujer benefició, hasta el 2007, a más de 2 mil personas, mujeres y niñas y niños en situación de violencia extrema que tuvieron que dejar sus hogares.

Para el tratamiento de las víctimas, el organismo trabaja la estabilización emocional para posteriormente tratar su seguridad a través de sentir que se encuentran en un lugar cálido y seguro.

Además, se explora gradualmente la complejidad de las emociones relacionadas con la violencia vivida; se tratan los procesos de duelo que se acompañan a la salida del hogar: las cosas materiales que se dejan en casa, la ropa, los juguetes de los hijos e hijas, así como la resistencia al cambio. Finalmente, se intentan y desarrollan nuevas formas de acciones para llevar a cabo un nuevo proyecto de vida.

Con dichos métodos, las mujeres atendidas en Fortaleza han alcanzado la relajación y manejo de estrés, modificación de la imagen y expresión corporal (se muestran más seguras), aprendizaje de habilidades sociales, negociación y solución de conflictos, entre otros logros.

Otro caso exitoso de las organizaciones civiles es el del Centro de Apoyo a la Mujer (CAM) Margarita Magón AC, el cual brinda atención psicológica, atención al fortalecimiento de autoestima, la autonomía, peritajes.

Rocío Espinosa Monsiváis, directora del centro, explica que si la mujer toma la decisión de regresar con una pareja violenta, las especialistas les explican los riesgos que corren, sin obligarlas a que se queden en los refugios, pero si nuevamente optan por alejarse de su pareja, las puertas del centro de apoyo siguen abiertas.

La Fundación Mexicana para la Planeación Familiar (Mexfam), por su parte, ha apoyado a las mujeres con el Programa Gente Joven del Centro de Servicios Médicos Xola, el cual consiste en servicios amigables de salud, así como orientación y consejería en temas de salud sexual y reproductiva, además de acceso a la interrupción legal del embarazo a un bajo costo, que incluye ultrasonido, tratamiento emocional, consultas, tratamiento por medio de medicamento (hasta las nueve semanas) y a través de aspiración, también conocida como AMEU.

08/AR/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content