Inicio Mujeres exigen participar en recuperación de La Merced

Mujeres exigen participar en recuperación de La Merced

trayectoria_mujeresLaMerced04cesarmartinezlopez

Las locatarias del mercado de La Merced, en esta ciudad, exigieron al Gobierno del Distrito Federal (GDF) que las tome en cuenta en los proyectos que impulsan para recuperar este espacio de comercio popular.
 
El pasado 2 de julio, el director general de Abasto, Comercio y Distribución de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco), Horacio Robles Ojeda, y la directora del Instituto de las Mujeres del DF, Teresa Incháustegui Romero, participaron en la presentación del libro y documental “Trayectorias de vida de las mujeres comerciantes de La Merced en el Centro Histórico de la Ciudad de México”, coordinado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
 
Al concluir el evento en el espacio cultural Talavera, en el centro de esta capital, varias mujeres que trabajan en La Merced tomaron el micrófono para advertir ante las autoridades del DF que esta zona de abasto, la de mayor auge durante los años 70, padece un deterioro constante.
 
Una a una, las mujeres criticaron –de pie y frente a ambos funcionarios– que las fachadas de sus mercados no tienen pintura, que trabajan a diario bajo un enramado de cables de electricidad que son una “bomba de tiempo”, que no hay seguridad ante los robos a clientes y la violencia entre comerciantes, que no alcanza el agua para abastecer a todos los negocios, y que la mala administración vial deriva en que las personas que antes iban a comprar y los surtidores ya no regresen.
 
Las locatarias también criticaron que la mayoría de ellas no ha sido tomada en cuenta en las reuniones y decisiones entre las y los funcionarios del DF y algunos líderes de los 11 mercados que conforman La Merced.
 
Agregaron que debe haber mayor transparencia con el recurso económico que brinda el GDF a La Merced, ya que en muchos casos no llega a las manos de las locatarias.
 
Como ejemplo, una comerciante declaró: “Son muy importantes los centavos pero bien invertidos, y es más importante que se hagan obras con el consenso de (las y) los compañeros. Ya no se hacen como en otros años las reuniones con toda la gente del mercado para preguntar sus necesidades y elegir, entre todos, la constructora que nos va a trabajar.
 
“Por eso yo pido que al momento de concluir esos trabajos se nos tomen en cuenta. Yo quisiera saber en qué consiste su ‘proyecto maestro’, en dónde estamos, dónde quedamos, hacia dónde vamos (las locatarias). Es necesario que tengamos voz y voto porque nadie sabe lo que falta en una casa más que quien vive en ella, y esos somos nosotros”.
 
Las mujeres aplaudieron la intervención de su compañera. Otras también tomaron la palabra para demostrar que están dispuestas a contribuir con el GDF en todo lo que se requiera para rescatar La Merced.
 
Una locataria del mercado San Ciprián aseguró que ya ha enviado sin respuesta distintos oficios para iniciar una mesa de trabajo con las autoridades del DF; y otra comerciante, del mercado El Banquetón, se propuso para levantar un “censo” entre las y los comerciantes para que, en caso de desalojo por remodelación, no pierdan sus locales.
 
Y es que “¿quién no quiere a La Merced? –cuestionó otra locataria– Es importante que se vea que en el paso a desnivel, entre la Nave Mayor y la Nave Menor, se vende pura artesanía, si desaparece esa parte del mercado no sólo dejamos sin trabajo a comerciantes también a las personas artesanas”.
 
A estos reclamos se suman la mayoría de las historias contenidas en la publicación de la UNAM, ya que coinciden en la añoranza de las locatarias de que el mercado “sea lo que era antes”; sobre todo porque desde 1990 la zona se quedó sin guarderías ni centros culturales, la venta bajó casi en 80 por ciento, y la delincuencia encontró su mejor trinchera.
 
“Nosotros hacemos lo de la obra: compramos y reparamos las cortinas, las coladeras, todo eso. La delegación sólo nos pone las cosas mayores porque casi la mayor parte lo aportamos nosotros, los locatarios”, contó para el libro Marina Castilla, quien nació el día que se inauguró La Merced en 1957, pero que la conoció 26 años después como vendedora en una cremería.
 
“LA MECHE”, COMO LA “NUEVA PARÍS”
 
Al respecto, el director general de Abasto, Comercio y Distribución de la Sedeco, dijo a Cimacnoticias que esas demandas “son el pan de cada día”. No obstante –adelantó– el GDF ha trabajado por más de año y medio en un proyecto para “transformar” La Merced, el cual está basado en estudios que se pidieron a la UNAM.
 
El funcionario detalló que para este proyecto se hizo un “concurso de ideas” con el Colegio de Arquitectos y otras instancias multidisciplinarias, y que implicará un desarrollo urbano, de arquitectura, del tejido social, la economía y otros ámbitos de la vida social del DF.
 
Será en mes y medio cuando los resultados de los estudios que sustentan el proyecto y el “plan maestro” se difundan –adelantó Robles Ojeda–, y aseguró que incorpora de manera transversal el enfoque de género.
 
Prueba de esto –dijo– es que se instalarán en La Merced estancias infantiles, “habrá un tema” con las y los adultos mayores, entre otras “mejoras” para el espacio público. Además, cada proyecto será socializado con las personas directamente involucradas.
 
Respecto a cómo se va a combatir la explotación sexual de mujeres que caracteriza a esta zona de abasto, el director dijo que “toda la gente que desarrolla una actividad legal y lícita estará considerada dentro de ese proyecto”.
 
“Será un proyecto marco de reconstrucción de la vida pública, social y urbana, como la ‘Nueva París’ en la capital francesa, o Nueva York y Chicago, y ciertas zonas que se han llevado más de 25 y 30 años en irse modernizando y ponerse en sintonía con la realidad”, abundó Robles Ojeda.
 
15/AJSE/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content