Inicio » Mujeres guatemaltecas rescatan tradición maya

Mujeres guatemaltecas rescatan tradición maya

Por Redaccion

Gracias al rescate de una tradición maya, mujeres guatemaltecas recibieron un reconocimiento del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) por su proyecto de procesamiento de la semilla del Árbol de Ramón para fines alimenticios, según informó Prensa Latina Mujeres del Tercer Milenio

Se trata del Premio Ecuatorial, concedido cada dos años a las organizaciones que trabajan por la conservación del medio ambiente, el desarrollo económico y el cumplimiento de las Metas de Milenio de la ONU, dijo Nini Ikkala, representante del PNUD en Guatemala.

Ikkala destacó la labor de este grupo de mujeres del área rural que decidieron organizarse y crear su propio proyecto en beneficio de las comunidades.

La idea surgió hace varios años, cuando aldeanas de la región selvática de Petén comenzaron a utilizar la nuez del Árbol de Ramón para fabricar harinas y otros productos.

Al principio solo éramos tres, pero después se fueron incorporando otras hasta formar la asociación comunitaria Alimentos Nutri-Naturales, explicó su promotora Gladis Rodríguez.

Hoy son 56 las que laboran en el secado, molienda y empacado de esta semilla, que luego se distribuye en tiendas y laboratorios para múltiples usos, añadió Rodríguez.

Ya procesada, puede ser empleada en la elaboración de galletas, panes, bizcochos, pasteles y atoles, y en infusiones como el té herbal y el Café de Mojo, conocido en México.

Claro que no es la primera vez que esta planta se utiliza con fines
alimenticios. El Árbol de Ramón era muy apreciado por los antiguos pobladores mesoamericanos.

Existen suficientes indicios de que los mayas llegaron a sembrarlo para su sustento diario y una prueba es que 86 por ciento de ellos crecen hoy alrededor de los centros poblacionales y ceremoniales, como el de Tikal, en Petén.

Otro dato interesante es que los cachiqueles, quichés y queqchíes
llamaban al Brosimunm alicastrum (nombre científico) como Iximché, que quiere decir árbol de maíz.

Sobre sus propiedades nutricionales, los científicos demostraron que en los lugares donde crece esta planta hay una mayor densidad poblacional de monos araña y aulladores, los cuales basan su dieta en el también conocido como Pan de Nuez.

En algunas regiones produce hasta tres veces al año sus frutos y nueces, los cuales poseen un alto contenido de proteínas, vitaminas B y C, hierro, calcio y 17 aminoácidos.

De él se aprovechan todas sus partes: la corteza y las ramas como forraje para ganado bovino y equino; el fruto y la semilla para el consumo humano y animal; el látex para usos medicinales y la madera para la construcción.

Se utiliza, además, para preparar tónicos contra el asma, para los
dolores de pecho, la diabetes, la tisis y tuberculosis, y para fortalecer el hígado.

También se prepara una infusión para las mujeres durante el período de lactancia a fin de estimular la producción de leche materna.Gracias a los beneficios de esta planta, Nutri-naturales fue escogido, este año, entre 300 proyectos que se presentaron al Premio Ecuatorial.Para Ikkala, oficial del Programa de Energía y Medio Ambiente del PNUD, esto es realmente muy importante porque demuestra cómo desde el nivel comunitario se pueden realizar aportes a nivel mundial.

07/ML/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: