Inicio » Mujeres, hombres, sexo y estadísticas

Mujeres, hombres, sexo y estadísticas

Por la Redacción

Todo comenzó durante una conversación en el bar. Después de dos tequilas, nuestro amigo escupió la pregunta como si de ello estuviéramos hablando toda la noche ¿Qué quieren las mujeres? El preguntón en cuestión es un tipo bien parecido, ojiverde, inteligente y culto; medio neurótico pero muy buen amigo. Lo que quieren, se respondió a sí mismo, es un tipo con dinero.

Fue entonces cuando decidí darme a la tarea de preguntarles a las mujeres en Cancún qué quieren o esperan de un hombre; luego tuvimos que preguntarles a los hombres para hallar puntos de comparación.

Las respuestas son asombrosas y además nos demuestran que una cosa es la percepción que tenemos de las relaciones amorosas y otra la realidad. Con esto quiero decir que los hombres siguen creyendo que las mujeres desean romance bajo la luna, hombres fieles que se casen y a quienes plancharles las camisas y hacerles el desayuno.

Ellas, bueno al menos las entrevistadas por su servidora así como las 150 parejas jóvenes que entrevistó mi amiga Marlo Grey, buscan todo menos eso. Las mujeres han cambiado, pero el imaginario social de lo que son las relaciones de pareja sigue siendo conservador; al menos en México, y parece que los más conservadores ahora son ellos.

Veamos: 90 por ciento de las entrevistadas señaló que, antes que el dinero, es imprescindible que un hombre tenga sentido del humor y sea respetuoso, que las considere sus iguales. El promedio de espera de la primera cita hasta que tienen sexo es de uno a tres meses, aunque curiosamente el doble de mujeres admitieron que si un hombre les gusta se acostarían con él en la primera cita; sólo la mitad de ellos dijeron que lo harían.

El 86 por ciento de los hombres cree en el amor a primera vista y sólo el 41 por ciento de las mujeres coincide. Cuando se les preguntó que, en caso de que estuvieran por casarse, si deseaban una boda convencional, sorpréndase: 54 por ciento de los hombres dijo que sí contra 38 por ciento de las mujeres: más mujeres que hombres prefieren vivir con su pareja sin casarse.

Según el registro civil de Cancún, la edad promedio de los hombres que se casan en esta ciudad es de 31 años; por lo regular, los que tienen más educación y recursos económicos se casan más tarde que los que no.

El 68 por ciento de los hombres dijo que no dejarían a su pareja ir a un bar nudista y sólo 33 por ciento de las mujeres dijeron que les molesta que ellos vayan al table dance; pero no se los impedirían. Acerca de los celos, 31 por ciento de los varones aceptaron sentirlos por los amigos de ella y sólo seis por ciento de las mujeres se incomodan porque él tenga amigas mujeres.

El 55 por ciento de las mujeres aceptó haber hecho el amor en un carro, contra 43 por ciento de los hombres. Los lugares favoritos de las cancunenses para hacer el amor son el sofá de la sala, la barra de la cocina, la alberca, la tina o la regadera (para ésta él tienen que tener muy buena condición física); la cama queda al final de la lista. Al contrario que para ellos, pues sus lugares ideales son la cama, el comedor, su oficina (más fantasía que realidad), la regadera o tina y ¡en un yate!

En cuanto a la higiene de pareja las cosas no son tan diferentes: 56 por ciento de las mujeres va la baño antes de hacer el amor y se acicala higiénicamente, contra el 11 por ciento de los señores que hacen lo propio; 97 por ciento de las mujeres dijo que los hombres ignoran por completo que, tratándose de sexo oral, ellas esperan que él también se dé una vueltecita por el baño y salude al jabón: aunque solamente cuatro por ciento admitió atreverse a decírselo.

De las parejas jóvenes casadas, 64 por ciento de las mujeres dijo no creer que los hombres fueran fieles y 12 por ciento de ellos respondió lo mismo refiriéndose a las mujeres; pero 72 por ciento de ellas de menos de 30 años tiene la idea que sus congéneres no son 100 por ciento fieles. También, en general prefieren que si sus parejas o esposos les fueran infieles por una noche, que se guardaran el secreto; en cambio 57 por ciento de ellos dijo que le gustaría que su compañera fuera honesta al respecto (sí, como no).

La siguiente pregunta es verdaderamente extraña. Adiós al cliché: al preguntarles si necesitaban besos apasionados para hacer el amor, 70 por ciento de las mujeres dijo que no necesariamente, contra 57 por ciento de los varones: es decir, ellos piden más besos que ellas.

Por otro lado, 37 por ciento de las solteras le ponen el condón a su pareja mientras que 63 por ciento de los señores piensan que eso es tarea individual. ¿Le cuentas todo tu pasado sexual a tu pareja?, fue otra de las pregunta y 79 por ciento de las señoras dijo que no, que de ninguna manera; contra 21 por ciento de ellos que admite haber disminuido el número de parejas sexuales cuando se lo contaban para no asustar a su amada.

El 94 por ciento de las parejas no casadas se bañan juntas los fines de semana, contra 12 por ciento de las casadas. Además, 77 por ciento de las mujeres entre 27 y 40 años no está casada o, en caso de hacerlo se casaría con bienes mancomunados; contra 45 por ciento de los hombres.

Cuando les preguntamos a las mujeres casadas, o que viven con su pareja estable, si su vida sexual es rutinaria, 49 por ciento lo admitió, pero sólo 17 por ciento de ellos dijo que sí (alguien se está divirtiendo menos en la cama… y parece ser que son ellas).

Ante la pregunta de quién toma la iniciativa para hacer el amor, en solteras o parejas que no viven bajo el mismo techo, ellas ganan con un apabullante 87 por ciento; pero, en casados, 60 por ciento de las veces es él quien toma la iniciativa.

Cuando les preguntamos a las mujeres casadas y solteras que, si podían escoger sólo uno, qué preferirían: ¿romance o aventura (con su misma pareja)?, 84 por ciento de las señoras prefirió la aventura, que ellos las sorprendan más que con una cena a la luz de las velas, con un streaptease, con un viaje inesperado o con alguna fantasía que involucre fresas, chocolate líquido y, por alguna razón, helado de chocolate.

El 45 por ciento de las mujeres heterosexuales considera que tener un encuentro sexual con otra mujer no es ser infiel; y, contrario a lo que nuestro amigo imagina, 89 por ciento de las mujeres jóvenes casadas está con su pareja por amor, 12 por ciento porque se embarazó y además se quieren, y solamente uno por ciento por que él tiene dinero. Ya lo dice la canción ¡cómo hemos cambiado!

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: