Inicio » Mujeres indígenas, relegadas del desarrollo económico

Mujeres indígenas, relegadas del desarrollo económico

Por Sandra Torres

El trabajo verdaderamente necesario para que las mujeres indígenas, que suman casi 6 millones en todo el país, accedan al desarrollo económico en sus comunidades radica en que accedan a la educación y la capacitación, lo mismo que los hombres, empleadores y sociedad en general para que mantengan un compromiso de apoyo hacia aquellas que, además de generadoras de ingreso para su familia, son madres y amas de casa.

Y aunque este proceso es necesario para apoyar a todas las mujeres trabajadoras del país, en el caso de las mujeres indígenas es notablemente más necesario, pues su condición económica las coloca en una situación de desventaja, lo cual deben tomar en cuenta los programas sociales dirigidos a ellas.

Así lo explicó la doctora Ana María Tepichín, coordinadora del Programa Interdisciplinario de Estudios de la Mujer (PIEM), de El Colegio de México (Colmex), durante su conferencia Política social y el combate a la pobreza desde una perspectiva de género, realizada en la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en su conferencia, realizada en el marco del seminario Políticas Públicas y las Mujeres en la Política.

CAPACITACIÓN CONTRA LA EXCLUSIÓN

La pobreza que padece 194 millones de personas en América Latina (36.5 por ciento está en pobreza y el 13.4 por ciento en pobreza extrema) debe desaparecer, combatiendo los esquemas de desarrollo que han privado de oportunidades a las mujeres trabajadoras, señaló la especialista del PIEM, programa que desde 1986 apoya a investigaciones en el área de estudios de las mujeres y las relaciones de género.

Y aunque hay una reducción de la pobreza a partir de los años 80 del siglo pasado, muy lenta, las mujeres continúan siendo la población vulnerable, debido a que han existido varios modelos económicos o enfoques paradigmáticos que no las tomaron en cuenta, considera.

No existían políticas públicas dirigidas a ellas, explica, que les permitieran acceder al bienestar y desarrollo, en una sociedad que maneja estructuras, que las integra a ser receptoras pasivas ligadas a su naturaleza en el sentido reproductivo y a su trabajo familiar y doméstico.

Sin embargo, esta visión sobre las mujeres y el desarrollo tiende a cambiar, aseguró la especialista.

Organismos como las Naciones Unidas, Cepal y el Banco Mundial estudiaron las necesidades básicas de las mujeres, que permitieran detectar las prioridades y estrategias para transformar su realidad y que puedan integrarse al desarrollo económico de su comunidad.

A partir de ese momento, se demanda la participación de las mujeres en su lucha por su empoderamiento y como agentes activas en la creación de estrategias para su desarrollo.

Se crearon así diferentes programas que permiten la capacitación y apoyo a las mujeres, sea cual sea su condición y estos son un catalizador para llegar a su autonomía. También se planteó el seguimiento constante para conocer el desarrollo que tienen dichos programas y calcular su impacto real en el entorno familiar y social de las mujeres.

De ahí la importancia de los estudios feministas que contabilizan el tiempo que las mujeres dedican a sus varias ocupaciones y que lo cual permite que no descuiden ni su casa, sus hijas e hijos, su trabajo remunerado y a ellas mismas.

Los esquemas de desarrollo, resumió la doctora Tepichín, parafraseando a Ester Boserup en su libro Women`s role in Economic Development, han privado de oportunidades económicas y de estatus a las mujeres, pero a partir de la realización de programas de educación y capacitación (sea cual sea la condición en que se encuentren) pueden acceder a un sector más moderno de la economía, con lo cual se visibiliza su contribución en la esfera del trabajo productivo.

08/ST/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: