Inicio Mujeres, por la pacificación en Kosovo

Mujeres, por la pacificación en Kosovo

Por la Redacción

Con ocasión del quinto aniversario de la resolución 1325/2000 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (Resolución 1325) sobre la mujer, la paz y la seguridad, Amnistía Internacional pide a las respectivas partes en las conversaciones sobre el estatuto final de Kosovo que se aseguren de incluir a las mujeres en las negociaciones.

En boletín de prensa, Amnistía Internacional pide que se incluya a las mujeres en los grupos de trabajo de expertos que formarán parte integral del proceso. La organización también insta a que participen representantes de comunidades minoritarias, como la romaní, la ashkalí y la egipcia, además de la comunidad minoritaria serbia.

Tras el informe presentado el 4 de octubre al secretario general de las Naciones Unidas por su enviado especial para la evaluación amplia de Kosovo, el Consejo de Seguridad dio el 24 de octubre luz verde a las conversaciones, las cuales que estarán dirigidas por un enviado especial del secretario general, probablemente el ex presidente finés Martti Ahtisaari, y en las que participarán delegaciones de Serbia y de Kosovo. Según los informes, las conversaciones empezarán en noviembre.

La organización recuerda a todas las partes –Kosovo, Serbia, la ONU y la Unión Europea– que la Resolución 1325 “insta a los Estados miembros a velar por que aumente la representación de la mujer en todos los niveles de adopción de decisiones de las instituciones y mecanismos nacionales, regionales e internacionales para la prevención, la gestión y la solución de conflictos”.

Amnistía Internacional, por consiguiente, pide a todos los Estados miembros de las Naciones Unidas que participan en las conversaciones que aseguren activamente la aplicación de la Resolución 1325 y garanticen la representación de las mujeres en las conversaciones.

La organización insta además a que se adopte una perspectiva de género, como establece el artículo 8 de la Resolución, que haga “participar a las mujeres en todos los mecanismos de aplicación de los acuerdos de paz” y proporcione “medidas que garanticen la protección y el respeto de los derechos humanos de las mujeres y las niñas, particularmente en lo relativo a la constitución, el sistema electoral, la policía y el sistema judicial”.

En concreto, estas medidas deben abordar la impunidad de la violencia de género -incluidos los crímenes de guerra- que fue sufrida por las mujeres durante el conflicto de Kosovo y después de él.

Amnistía Internacional apoya la petición de la Red de Mujeres de Kosovo de que, a fin de conseguir soluciones sostenibles, las mujeres sean incluidas en el proceso del estatuto final. Muchas organizaciones de mujeres ya participan en procesos políticos y en la toma de decisiones en Kosovo, a diferentes niveles, traspasando las barreras étnicas.

La organización señala que en todo Kosovo, las mujeres, sean del grupo étnico que sean, sufren discriminación masiva a la hora de conseguir el acceso a los derechos garantizados en virtud de las normas internacionales incorporadas a las leyes locales de Kosovo.

Amnistía Internacional también pide que se investiguen de forma justa e imparcial los actos de violencia y discriminación racista; que haya una representación y un acceso equitativos a las instituciones públicas para hombres y mujeres, y que todos puedan acceder a los derechos sociales y económicos, incluidos los de vivienda, educación, atención médica y empleo.

05/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más