Inicio Mujeres que padecieron “guerra sucia” se reunirán en Guerrero

Mujeres que padecieron “guerra sucia” se reunirán en Guerrero

Por Sandra Torres Pastrana

El estado de Guerrero fue escenario de sucesivos movimientos populares y armados, y la llamada “guerra sucia” emprendida en represalia por Estado durante los años 70 quebrantó a las familias de las y los presos y desaparecidos políticos, lesionando en forma diferenciada a las mujeres, por su condición de género.

Las mujeres de esas familias castigadas por la represión hablarán el próximo 6 de diciembre en la población de Atoyac de Álvarez, donde se llevará a cabo en el Primer Encuentro estatal de mujeres y la lucha por los derechos humanos, un espacio de reflexión sobre las experiencias que vivieron durante la década de la guerra sucia en México.

A través de las mujeres afectadas por estos sucesos en el país, en especial en Atoyac como foco rojo de desapariciones, se conocerá las necesidades de las familias de las y los desaparecidos que viven en muchos casos en la miseria absoluta y nunca han recibido atención sicológica.

También se escucharán los testimonios de mujeres ex guerrilleras, cómo vivieron la militancia desde las organizaciones, la pareja, la maternidad, la familia, la vida cotidiana, la lucha, la persecución y la cárcel, así como la muerte, la tortura o la desaparición forzada de sus compañeras y compañeros.

En conferencia de prensa, realizada ayer en la Casa Guerrerense, en la Ciudad de México, se dio a conocer que este es un ejercicio inédito en el país, donde instituciones nacionales e internacionales y organismos de la sociedad civil unen esfuerzos para dar la voz tanto a las hijas como a las esposas, hermanas, madres y primas de las y los presos y las y los desaparecidos políticos integrantes de organizaciones político militares.

Para Alejandra Cárdenas, maestra emérita de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG) y ex integrante del Partido de los Pobres, este encuentro de mujeres contará con las experiencias individuales de cada una de estas mujeres que sufren una doble invisibilidad, el castigo ser mujer y además ser parte de un movimiento guerrillero.

LA NECESARIA VERDAD

Por su parte, la maestra Patricia Olamendi Torres, presidenta de la organización Proyectos Mujeres y ex subsecretaria de Relaciones Exteriores, indicó que el objetivo de este Encuentro es la solidaridad entre mujeres, “apoyarnos para poder superar el pasado y, si no es superado, por lo menos aprender a vivir con él”, dijo.

Destacó Olamendi Torres que la posibilidad de avanzar se daría por medio de reparar el daño y éste solo se puede reparar sabiendo la verdad. Consideró que existen todavía daños irreparables pero en este momento que vive el país, como la guerra contra el narcotráfico, sólo se puede pedir que estos hechos no generen violación de los derechos humanos y se vuelvan a repetir hechos como en el pasado.

En su intervención, Guillermina Cabañas, sobrina del líder magisterial Lucio Cabañas, dio a conocer sucesos como la desaparición de un doctor originario de Tierra Caliente que atendía a su tío y que vivía en el Distrito Federal. Narró cómo a través de su esposa se enteraron de que miembros del Ejército entraron a su domicilio y se lo llevaron, destacó el miedo y las amenazas que vivió esta familia, por lo que nunca denunciaron el hecho.

Asimismo, Cabañas hizo referencia al caso de una de sus primas, que hasta hoy, a sus 86 años, aún no sabe nada sobre el paradero de sus dos hijos y esposo.

En entrevista con Cimacnoticias, Ángeles Santiago Dionisio, hermana del ex guerrillero Octaviano Santiago, narró cómo vivió su familia, en particular ella y su hermana, el traumatismos de ver a su hermano lastimado brutalmente, con laceraciones que hasta hoy sicológicamente no pueden superar.

Puntualizó Ángeles Santiago que es increíble cómo las historias pueden conocerse a través de tantas mujeres que perdieron a sus maridos, a sus hermanos y a sus propios hijos. Consideró que el Encuentro va ser difícil, ya que pondrá a flor de piel los sentimientos de dolor, recuerdos y pérdidas insuperables.

Finalmente Ángeles Santiago consideró que, de acuerdo con los alcances, logros y acuerdos que se puedan realizar en esta reunión, en algún momento se podría realizar un congreso que reuniera a mujeres de todo el país.

El Encuentro en Atoyac tendrá una asistencia de alrededor de 100 mujeres del estado de Guerrero. En diciembre de 2003 hubo otro similar, en las instalaciones del Senado de la República y uno más en Mazatlán Sinaloa.

Este Encuentro es convocado e impulsado por la Secretaria de la Mujeres del estado de Guerrero, el Instituto de Desarrollo Social (Indesol), autoridades del Municipio de Atoyac de Álvarez, Asociación de Familiares de Detenidos, Desaparecidos y Víctimas de Violaciones a los Derechos Humanos en México (Afadem), Mujeres Guerrilleras y el Fondo de las Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM), cuyo modelo de atención a familiares de víctimas de la represión política será eje rector para acercarse a la realidad vivida por estas familias.

A la conferencia de prensa para anunciar el Encuentro acudieron Rosa María Gómez Saavedra, titular de la Secretaría de la Mujer del estado de Guerrero; Luz María Aguilar, antropóloga, ex integrante del grupo Los Guajiros y parte del Movimiento de 23 de septiembre que promueve la recuperación de la memoria histórica del movimiento armado socialista, así como Tita Radilla Martínez, hija de Rosendo Radilla, actual presidenta de la Afadem.

08/STP/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más