Inicio Mujeres rurales se oponen a la privatización de la tierra

Mujeres rurales se oponen a la privatización de la tierra

Por Guadalupe Vallejo Mora

Con el compromiso de reencontrarse dentro de cuatro años en Ecuador concluyó este fin de semana el II Encuentro de Mujeres Rurales de América Latina y el Caribe, que reunió a lideresas campesinas de 22 naciones de la región. Ellas acordaron enviar la Declaración Política de Tlaxcala, emanada de la reunión, a sus respectivos gobiernos, a los organismos internacionales y sobre todo, a sus pueblos, para que sean ellos quienes exijan su puntual cumplimiento.

Fueron seis intensos días de trabajo en los que mujeres andinas, negras, cholas, indias y jíbaras analizaron, debatieron, propusieron y exigieron cambios en la forma en que sus autoridades aplican políticas sociales, económicas, culturales; en síntesis, todas aquellas medidas que afectan de manera directa e indirecta a la población femenina.

Reunidas en el centro vacacional La Trinidad, del 25 al 30 de septiembre, las cerca de 250 participantes destacaron que la Declaración de Tlaxcala, “busca influir en las políticas públicas de nuestras respectivas naciones”.

La brasileña Vanete Almeida, fundadora de la Red de Mujeres Rurales de América Latina y el Caribe, enfatizó “esta historia no termina aquí, comienza el día de mañana que partimos a nuestros países; debemos llevar lo sucedido en este encuentro a las mujeres que no pudieron estar aquí”.

Y exigió: “En cada espacio en el que estemos: el campo, el mercado, la iglesia, contemos lo que hemos acordado a nuestras hermanas para que este proceso se fortalezca cada vez más y podamos ver nuestras demandas cumplidas muy pronto”.

Algunas de las conclusiones a las que llegaron las mujeres campesinas e indígenas latinoamericanas y caribeñas es trabajar por el acceso a puestos de representación y decisión política. Pusieron como fecha formal el próximo 15 de octubre para realizar, en cada uno de los países, una marcha simultánea en favor de la lucha de las mujeres rurales de América Latina y del Caribe con el objetivo de difundir sus trabajos y propuestas a la sociedad civil y a los gobiernos de cada una de las naciones.

Asimismo, se declararon en oposición a la privatización de la tierra y los recursos naturales; se pronunciaron por el respeto a los derechos de los pueblos indígenas y convinieron realizar, durante todo este mes, campañas intensivas relacionadas con lo acordado en el Encuentro; estas campañas serán un instrumento de presión para sus respectivos gobiernos y servirán para difundir a la población las luchas y propuestas de las trabajadoras rurales contra el proyecto neoliberal y los tratados de libre comercio que institucionalizan el exterminio de las mujeres rurales y sus familias.

Las labriegas, muchas de las cuales llegaron a nuestro país sorteando diversas dificultades migratorias y económicas, convinieron en impulsar una cruzada en toda la región por la documentación de las mujeres rurales, toda vez que, en países como Ecuador, más del 40 por ciento de las mujeres no cuenta con certificados de nacimiento.

También decidieron emprender, el próximo 1 de diciembre, una campaña regional sobre la prevención del VIH/Sida; evaluar las políticas y los planes dirigidos a las mujeres rurales; hacer un boicot a los productos y alimentos transgénicos, así como llevar a cabo campañas de información y concientización en torno al respeto y la defensa de nuestros recursos naturales, las semillas autóctonas y las plantas medicinales.

Así, se propusieron rescatar los conocimientos ancestrales sobre las técnicas de producción, preservación del agua y conservación de la Tierra; promover el conocimiento de los derechos ambientales y la participación en la elaboración de políticas y estrategias para preservar el medio ambiente.

En la Declaración final exigieron a sus respectivos gobiernos responder a las necesidades y demandas de las mujeres rurales con políticas públicas inclusivas y con equidad para enfrentar los problemas de pobreza, opresión y desigualdad que se han profundizado con el neoliberalismo.

De igual forma, demandaron una mayor participación política en todas las instancias de toma de decisiones, tanto en la vida pública como en la familiar, y que cada país cuente con una ley de equidad de género que involucre la educación formal y no formal, pública y privada.

RESPETO A ACUERDOS INTERNACIONALES

Respecto a los acuerdos internacionales, solicitaron que las beneficiarias sean las mujeres; que se garantice en las legislaciones nacionales el cumplimiento del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo en relación con los derechos indígenas, y que se lleven a cabo las modificaciones de los Tratados de Libre Comercio que colocan en desigualdad a los campesinos latinoamericanos y discriminan a las mujeres.

Acordaron también demandar que no se firme el Tratado de Libre Comercio; exigir a los Estados Unidos y la Unión Europea que eliminen los subsidios a los productos alimenticios que exportan a nuestros países, y un alto al Plan Colombia, a la militarización de ese país y a la fumigación con glifosfato.

Finalmente, decidieron fortalecer alianzas estratégicas con mujeres con representación política para hacer que los presupuestos en los diferentes niveles -nacional, regional y local- sean equitativos, con enfoque de género y generacional, y luchar por la democratización de los medios de comunicación para que contemplen y difundan la diversidad imperante en América Latina y el Caribe.

Algunos de los temas que se abordaron en este encuentro latinoamericano fueron Identidad, Autonomía, Políticas ambientales, Proyectos productivos, Migración, Participación política y ciudadanía, así como Tratados internacionales.

Este encuentro y el primero -realizado hace nueve años en Fortaleza, Brasil-, forman parte de las actividades de la Red de Mujeres Rurales de América Latina y el Caribe (Redelac), coalición internacional fundada en 1990 en Argentina cuya coordinación es atendida por dirigentes campesinas de Brasil, Bolivia, México, Nicaragua, Perú, Argentina, Republica Dominicana y Uruguay. En nuestro país, la Red Nacional de Promotoras y Asesoras Rurales fue la anfitriona del foro.

05/GV/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content