Inicio Mujeres y mundial de fútbol

Mujeres y mundial de fútbol

Por la Redacción

En España, en este mes, se han vendido más pantallas de plasma que en cualquier país de mundo, la noticia en si es extraña pero el fenómeno que lo produce no, la explicación es bien sencilla: comienza el mundial de futbol en Alemania. Nos guste o no es una realidad social que mueve millones de televidentes y cada día hay más mujeres que siguen este deporte, una actividad lucrativa u ociosa no siempre estudiada o de interés para el colectivo de mujeres.

La opinión sobre lo negativo del fútbol en cuanto a la esclavitud del partido a soportar los domingos por muchas mujeres es un hecho incuestionable, pero el interés de los niños o niñas en su practica también. Gran fenómeno de masas , fábrica de consumismos y de los nuevos ídolos del siglo XXI, sí, pero no debemos olvidarnos del deporte. Como hay millones de niñas y mujeres que lo practican, sólo por ellas merece la pena que le dediquemos un artículo.

Desde la Grecia clásica, donde se reservaban competiciones solo para las mujeres –claro está, sin participar en los Juegos Olímpicos–, o en Roma donde solo podían practicarlo con fines físicos y no competitivos, tuvimos que esperar a las postrimería de la primera guerra mundial (ya que no es destacable, como hacen algunos historiadores del deporte, citar la equitación o la caza reservadas a cierta aristocracia femenina europea), para que las mujeres entraran a formar parte de lo que hoy llamamos deporte.

Por ello quiero celebrar que durante el pasado mes de mayo en Kumamoto, Japón se haya celebrado la Conferencia Mundial 2006 sobre las Mujeres y el Deporte. Es la cuarta que se hace en el mundo desde 1994, después de denunciar la falta de igualdad y de condiciones entre niñas y niños, mujeres y hombres en la práctica deportiva así como en sus respectivas competiciones. La IV conferencia tuvo por título “Participando en el cambio” como continuación de las celebradas en Brighton, Reino Unido (1994); Windhoek, Namibia (1998) y Montreal, Canadá (2002). Es lamentable el escaso eco que dicha Conferencia ha tenido en la tan leida prensa diaria y deportiva de nuestro país.

Como señaló la ex atleta Marta Antúnez de la Secretaría de Deporte en Argentina; “El deporte como actividad social, educativa y de inclusión e integración de la población es una herramienta importante para el logro del empoderamiento de mujeres, niñas y adolescentes en todos los terrenos sociales y culturales, y es el campo en el cual éstas tienen más dificultades a la hora de incorporarse, ya que, por una parte el deporte que se ve en los medios es aquél en el que los éxitos acompañan a los deportistas y pocas mujeres acceden a él, y por otra parte los estereotipos reinantes en nuestro país hacen que las mujeres queden invisibilizadas y hasta menospreciadas al acercase a alguna práctica deportiva”.

Menos mal que la situación va cambiando, aunque no es casual que se haya incluido el deporte como derecho humano en distintas convenciones y conferencias internacionales que luchan por la igualdad de la mujer, así como en la “Plataforma de Acción” resultado de la IV Conferencia Mundial de las Naciones Unidas sobre la Mujer celebrada en Pekín en 1995, y corroborada posteriormente.

Los objetivos y temas tratados en la reciente conferencia de Japón fueron: revisar el progreso del movimiento desde la conferencia Mundial 2002 sobre las Mujeres y el Deporte en Montreal, la consolidación de las redes internacionales, no solo en el mundo del deporte, sino también con agencias exteriores. La de favorecer la colaboración de organismos en todos los niveles para impulsar las acciones hacia el 2010, entre otros acuerdos.

Enhorabuena a las personas que en ella han participado, sin ellas y ellos seria difícil erradicar la discriminación de la mujer en el deporte, y si no fíjense en la televisión cuantos espectáculos deportivos practicados por mujeres recuerdan exceptuando la gimnasia rítmica y el patinaje sobre hielo.

*Retomado de Eleusis.net

06/EFS/MR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content