Inicio » Nace Comité de Lucha de Mujeres Trabajadoras del DF

Nace Comité de Lucha de Mujeres Trabajadoras del DF

Por Angélica Jocelyn Soto Espinosa

Como respuesta a la violencia y precarización laboral de las mujeres en esta capital, trabajadoras de diferentes instancias gubernamentales conformaron el Comité de Lucha de Mujeres Trabajadoras del Distrito Federal.
 
El pasado 22 de noviembre, empleadas de diferentes instituciones del gobierno capitalino se reunieron en las instalaciones de la Universidad Obrera, para discutir sus condiciones laborales durante el foro “La situación de las trabajadoras del Distrito Federal ante las reformas estructurales”.
 
Como parte de ese debate, en el que participaron integrantes del Sindicato de la Unión de Trabajadores del Instituto de Educación Media Superior del Distrito Federal (SUTIEMS), de la Asamblea General de Trabajadores  (AGT), y del Instituto de las Mujeres del DF (Inmujeres-DF), las trabajadoras decidieron conformar tal comité.
 
La iniciativa, que integra a más de 100 trabajadoras, tiene como objetivo consolidar una agrupación independiente de los sindicatos de las diferentes dependencias de gobierno, para visibilizar las condiciones laborales de las capitalinas y asumir posturas autónomas sobre las reformas estructurales y laborales que las afectan.
 
El comité, al que sus integrantes denominan “combativo e independiente”, critica a los “sindicatos charros que están con la patronal y no con las y los trabajadores”, ya que, según acusaron las trabajadoras durante la conformación de este órgano de lucha, negocian beneficios individuales y no propician procesos democráticos que permitan la consulta y evaluación de las políticas laborales que impulsa el gobierno capitalino.
 
Elizabeth Montaño, integrante de la Asamblea General de Trabajadores del Gobierno del Distrito Federal (AGT-DF), señaló que existen instituciones capitalinas que promueven la igualdad y la protección de los derechos de las personas, pero no brindan a sus trabajadoras las mismas oportunidades laborales ni les garantizan condiciones dignas de trabajo.
 
Como botón de muestra, explicó, está el caso del Inmujeres-DF, que no otorga prestaciones ni estabilidad laboral a sus trabajadoras, pese a sus 10 años de creación.
 
La ahora activista detalló que durante el debate tras el que se conformó el comité, las trabajadoras criticaron que la subcontratación, particularmente de las empleadas de limpieza (por ejemplo en el Instituto de Educación Media Superior del DF), afecta la estabilidad laboral.
 
Como ejemplo, relató, durante el foro se expuso el caso de una trabajadora del plantel Coyoacán que fue acusada del robo de tres botellas de pet vacías por su jefe inmediato, y luego fue despedida sin que se haya comprobado la acusación ni que haya mediado algún contrato que respaldara sus derechos.
 
Aunque la trabajadora presentó una queja ante la Junta 17 de Conciliación y Arbitraje del DF, ésta no ha dado seguimiento al caso.
 
Otra situación que padecen las trabajadoras del DF es el adeudo de laudos (retribuciones económicas acordadas en las JLCA); el no reconocimiento laboral del patrón con sus empleadas; y el despido injustificado de las trabajadoras que reclaman mejores condiciones laborales y estabilidad laboral, en este aspecto –denunciaron en el foro– se documentaron casos de trabajadoras del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).
 
También durante la conformación del comité, las trabajadoras recordaron el caso de las empleadas del Sistema de Transporte Colectivo Metro, que tras insistir en la necesidad de medidas de seguridad y mejores condiciones laborales para las taquilleras, sólo han recibido agresiones y desprestigio en su contra por parte de los líderes sindicales.
 
Además, las trabajadoras capitalinas son acusadas infundadamente de supuestos robos o de cualquier “falla laboral”, por las que son despedidas y perseguidas penalmente, lo que es violatorio de sus Derechos Humanos.
 
Bajo estas acusaciones, explicó Montaño, trabajadoras con más de 33 años de servicio son despedidas para impedir el pago de su jubilación, esto pese a ir en contra de la Ley Federal del Trabajo.
 
Otra denuncia común, detalló, es que las jornadas laborales reales son hasta de 12 horas, y en el caso de que las empleadas rehúyan a quedarse más tiempo hay represalias en su contra.
 
Asimismo, las trabajadoras denunciaron padecer violencia al interior de sus espacios laborales, en especial violencia sexual que es tolerada por los empleadores; también señalaron que no existen mecanismos de denuncia efectivos y suficientes al interior de las dependencias.  
 
Revelaron que aunque las víctimas han denunciado los hechos, éstos no son investigados debidamente, ellas son despedidas y los agresores continúan laborando.
 
Las trabajadoras  coincidieron en que las JLCA son el único mecanismo que tienen las trabajadoras para denunciar estas arbitrariedades; sin embargo es más fácil que los empleadores las despidan y las hostiguen por presentar estas denuncias a que las Juntas resuelvan algo a su favor.
 
Durante su conformación, el pasado 22 de noviembre, esta agrupación se pronunció por la defensa de los derechos laborales y en contra de la violencia patronal, por igual trabajo e igual salario; en contra de las “reformas estructurales”, y contra la violencia laboral y sexual hacia las mujeres.
 
14/ AJSE/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: