Inicio Nace en Oaxaca organización de mujeres sindicalizadas

Nace en Oaxaca organización de mujeres sindicalizadas

Por Soledad Jarquín Edgar

Mujeres de diversas organizaciones sindicales de Oaxaca presentaron hoy a la organización civil Mujeres Sindicalistas Asociadas (Musa), cuyo objetivo es informar, organizar y capacitar en la defensa de los derechos de las mujeres trabajadoras.

En entrevista, Rosario García Gracida, secretaria de Capacitación del Sindicato de Trabajadores de la Secretaría de Salud, Sección 35, dijo que la nueva organización tiene además el objetivo de fortalecer a este importante sector de trabajadoras de los ámbitos público y privado, en la defensa de sus derechos como empleadas y como mujeres.

Se trata –añadió la entrevistada- de contar con las herramientas que nos permitan acceder a los espacios de discusión para poder enfrentar los cambios políticos, económicos y sociales que se dan en el país como resultado de las políticas neoliberales, que minimizan los derechos del sector obrero y que han repercutido en las mujeres trabajadoras.

García Gracida añadió que los roles tradicionales asignados a las mujeres dificultan su ingreso al ámbito público y aseguró que a pesar de que en la actualidad la incorporación de las mujeres al mundo laboral es una exigencia, no hay las condiciones para una competencia equitativa y las decisiones del mundo público siguen estando lejos de nuestras opiniones.

Desafortunadamente, añadió la trabajadora del sector salud, la globalización favorece la instalación de empresas, como las maquiladoras que permiten la explotación de las trabajadoras bajo el pretexto de “no estar académicamente calificadas”, lo cual repercute que nos den mucho trabajo pero no buenos salarios.

Se refirió también al permanente proceso de discriminación que enfrentan las mujeres trabajadoras, primero por el hecho de ser mujeres, segundo en la asignación de salarios en algunos sectores, -no así en el sector público federal donde lo impiden los tabuladores de sueldos-, y la situación jerárquica de dominación entre el jefe varón y las subordinadas.

Explicó que el sector salud en Oaxaca está compuesto por más de cinco mil trabajadores, de los cuales 75 por ciento son mujeres, sin embargo, persiste la inequidad en la distribución de puestos ejecutivos. Esta situación, añadió, se repite dentro del mismo sindicato, pues de 50 trabajadores que gozan de licencia sindical, sólo 10 son mujeres, cuatro de ellas tienen carteras y el resto se ocupan de puestos administrativos.

PERMANENTE DISCRIMINACION

Por otra parte, la delegada sindical de la Secretaría de Asuntos Indígenas del gobierno estatal, Norma Ramírez, expuso que lamentablemente la equidad de género es un acto de demagogia dentro del sector laboral, donde se siguen discriminando y subestimando las capacidades de las mujeres para desempeñar puestos de dirección o mandos medios.

Dijo que actualmente desarrollan un proyecto de investigación para poder documentar y llegar a cabo las posibles denuncias por discriminación de género, que “es un asunto cotidiano en nuestras oficinas”.

Norma Ramírez añadió que una de las formas más frecuentes de respuesta de los hombres ante las capacidades de las mujeres trabajadoras es la permanente agresión, nos dicen que estamos equivocadas o que no cumplimos las expectativas para tal o cual puesto y que lo mejor que debemos hacer es cumplir con nuestros roles de madres, esposas y cuidadoras de enfermos.

Abundó que actualmente el sindicato de burócratas del gobierno estatal, el segundo más numeroso de Oaxaca, está compuesto por más de siete mil 500 trabajadores, de los cuales el 60 por ciento son mujeres.

OCULTO EL HOSTIGAMIENTO SEXUAL

Ambas coincidieron en que entre los problemas más frecuentes pero ocultos están el acoso y hostigamiento sexual, lo anterior como resultado del temor que se tiene a denunciar al jefe o a un compañero de trabajo, pues se expone a la mujer como si no fuera la víctima de una conducta antisocial por parte de un hombre.

Rosario García Gracida explicó que la secretaría de Acción Femenil del Sindicato de Salud ha propuesto que dentro de las condiciones generales de trabajo se tipifique el hostigamiento sexual como motivo de cese de la relación laboral y no se pretenda “resolver” el problema mediante el cambio de adscripción, como se ha hecho hasta ahora.

Por su parte, Norma Ramírez, dijo que aunque es frecuente esta problemática son nulas las denuncias dentro de la burocracia estatal.

“Si es compañera de contrato, sabemos que no se renueva; si es compañera de base, se le cambia de área y si es de confianza, simplemente se les despide, cuando no acepta invitaciones de alguno de sus jefes y si esas mujeres denuncian son difamadas y exhibidas, como medida de escarmiento y pasas de víctima a victimario”

Todo ello a pesar de que sabemos que el acoso como el hostigamiento sexual es un delito grave que no alcanza libertad bajo caución, puntualizó la entrevistada.

El grupo Musa inició hoy mismo un taller al que asisten representantes de sindicatos del sector público y privado para fortalecer los espacios de respeto a los derechos laborales de las mujeres trabajadoras.

A esta reunión, que se desarrollará durante el fin de semana, asisten también la presidenta de la Coalición Pro-justicia de las trabajadoras de la Maquila, Martha Ojeda, con sede en el Paso, Texas, y la Presidenta de la Red de Mujeres Sindicalistas, Rosario Ortiz Magallón.

2003/SJ/MEL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más