Inicio Necesaria una alternativa de comunicación como Proceso: Granados Chapa

Necesaria una alternativa de comunicación como Proceso: Granados Chapa

Por Susana Trejo de Jesús

Durante el mitin denominado Espacio Libre de Censura, celebrado hoy en protesta por la cancelación del espacio de Carmen Aristegui en W Radio y a favor de la libertad de expresión, Miguel Ángel Granados Chapa propuso como alternativa a la censura y el cierre de espacios para la libre expresión la existencia de un concesionario “capaz de ver que las libertades de empresa y de expresión no son enemigas sino compatibles”.

Es imaginable que existe alguien quien suponga que ofrecerle al público ávido de información sólida puede ser también un buen negocio, dijo el periodista y solicitó a Carmen Aristegui, en nombre de todos sus seguidores, a considerar las propuestas para estar de nuevo al aire en una emisión semejante a la que tenía.

Si no fuera así, recordó el periodista ante unas 300 personas que asistieron al mitin en la Explanada del Centro Cultural José Martí, frente al monumento a Francisco Zarco, sobre Paseo de la Reforma, existen entidades públicas, como Radio UNAM, un espacio posible para que la periodista regrese.

Propuso que si en las actuales condiciones del mercado radiofónico no se ofrece una alternativa a Carmen, es necesario construir una empresa de todos donde sea segura su permanencia, sea por medio de una sociedad anónima o mercantil, como lo hizo en 1976 la revista Proceso.

Granados Chapa hizo hincapié en el derecho del público a oír otra vez la voz de Carmen Aristegui. Señaló que hay que aprovechar el movimiento acrecentando en las dos últimas crisis. Desde el término de su programa, dijo, “ha habido más de 50 mil mensajes para condenar el silenciamiento de la edición matutina Hoy por Hoy”.
Al acto asistieron también la senadora Rosario Ibarra, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado; el historiador y analista Lorenzo Meyer; Mardonio Carballo e Ixtli Martínez, ex colaboradores del programa de Aristegui, así como las madres de los niños que fueron víctimas de abuso sexual en colegios particulares de Oaxaca.

La periodista San Juana Martínez, ex colaboradora de Carmen en la edición matutina, envió un texto llamado La censura lesiona la democracia, en el cual la encargada de cubrir los casos de pederastia en la corte de los Ángeles dijo que al coartar la libertad de expresión de los periodistas se vulneran la de la ciudadanía.

Exigió al gobierno de Felipe Calderón el respeto al libre ejercicio profesional de los periodistas, al equilibrio noticioso, el respeto a discernir y una investigación de acuerdo con la Constitución en contra el grupo español Prisa y su expansión en México.

Y de viva voz, Rosario Ibarra agradeció el espacio radiofónico que le fue brindado por Carmen, donde encontró las puertas abiertas y “ella tuvo el valor de hablar de los desaparecidos políticos”. Recordó que cada vez que surgía una injusticia, Carmen solicitaba su participación para seguir la noticia.

Finalmente Rosario Ibarra convocó a la resistencia civil pacífica, capaz de derrumbar malos gobiernos. “Espero que llenemos las calles de esta ciudad para que no se violen los derechos de Carmen Aristegui, ni de nadie que tenga que decir algo”, concluyó.

Respecto a los argumentos manejados por los empresarios de W Radio para retirar a Carmen de la estación, Lorenzo Meyer explicó que, q si hubo sesgo durante las mesas de análisis, fue porque trataron de poner la balanza en equilibrio, porque únicamente existe un duopolio en televisión que informa en su mayoría a la sociedad.

Este sesgo –afirmó– se debe juzgar en el panorama global de la radio y la televisión en México. La importancia del regreso de Carmen radica en la información plural que ofrecía, la cual al presentarla desde varios puntos de vista permitía al ciudadano deliberar libremente sobre ella.

Meyer afirmó que si la actual democracia sigue cerrando espacios, donde se crean opiniones, existe una democracia formal pero sin sustancia. Finalmente pidió que quedara constancia que la salida de Carmen Aristegui de W Radio se debió a un acto de censura y no otras razones.

Mardonio Carballo, quien se encargaba de la sección Las plumas de la serpiente en el programa Hoy por Hoy, ofreció una ponencia (en español y náhuatl) sobre por qué no callarse ante la censura. “Porque me da la gana”, respondió y agregó que la libertad de expresión es un derecho que reside en la Constitución. Y se pronunció por el derecho a una radio y televisión públicas.

El próximo lunes 21 de enero –informaron en el mitin– habrá otra reunión convocada por la organización Semillas, donde participarán Denise Dresser, Lorenzo Meyer y José Antonio Crespo, con el tema “El caso Carmen Aristegui, mitos, realidades, lecciones”, a las 19:30 horas, en Casa Natura Polanco, Homero 823, entre Tensión y Eugenio Sue.

08/STJ/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más