Inicio Negligencia de IMSS para mineros sobrevivientes de inundación

Negligencia de IMSS para mineros sobrevivientes de inundación

Por Guadalupe Cruz Jaimes

El personal del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) atendió de forma “negligente” a los mineros que sobrevivieron al siniestro registrado hace tres semanas en “El Boker”, pocito de la región carbonífera de Coahuila, en el que falleció el trabajador Ramón Sánchez Arellano.

Dos de los 14 trabajadores del carbón, sobrevivientes de la inundación que se registró en el pozo “El Boker”, el pasado 30 de julio, fueron trasladados a la Clínica de Nueva Rosita, donde el personal no les realizó estudios completos, a pesar de que uno de ellos estuvo una semana atrapado en el socavón, denunció Cristina Auerbach, de la Organización Familia Pasta de Conchos (OFPC).

En entrevista, la defensora de Derechos Humanos (DH) informó que los mineros Plutarco y José René sufrieron trato negligente por parte del personal de dicha clínica del IMSS, ya que a pesar de que ambos trabajadores están asegurados, los médicos les dijeron que sólo les darían tratamiento para los padecimientos que sufrieron a consecuencia del siniestro.

A José René sólo le dieron diagnóstico y tratamiento por una fractura de cinco costillas, a pesar de que él se quejaba de dolores en la columna porque durante el siniestro le cayó una viga, el personal del Instituto le dijo que “era natural”.

“Se supone que si entraron a urgencias, les debieron hacer estudios completos, pero no fue así, todo eso es negligencia médica, porque si a partir del siniestro se dan cuenta de que presentan otras enfermedades su obligación es atenderlos, no pueden seleccionar que padecimiento atender y cuál no”, mencionó.

A Plutarco, quien estuvo ocho días atrapado en “El Boker”, le dijeron que pese a su desnutrición crónica, “está en perfectas condiciones para volver a trabajar”, expresó asombrada Auerbach.

El minero lleva 29 años trabajando en yacimientos de la región, durante este tiempo ha estado a punto de perder la vida en tres siniestros, “ya le tocó una explosión, un pozo inundado y ahora otra vez una inundación en ‘El Boker’”.

El personal de IMSS le dijo al minero que aún no lo podía pensionar, que si quería podía acudir con un psiquiatra “y convencerlo de que quedó mal de sus facultades mentales”.

“No habíamos contado con testimonios de mineros sobrevivientes de siniestros, ocasionados por la falta de seguridad e higiene, pero ahora los tenemos y vamos a exigir que se respeten sus derechos, ya que todo este tiempo, hemos peleado por el rescate de los muertos para salvar a los vivos”.

MÁS DECESOS DE MINEROS…

Por ello, es preciso que además de brindar atención médica de calidad a los trabajadores sobrevivientes de “El Boker”, el Estado mexicano garantice las condiciones de seguridad e higiene en los centros de trabajo de los mineros de la región.

Con la muerte del carbonero, Ramón Sánchez, suman ya 46 decesos de trabajadores en minas de la zona, desde la explosión suscitada en febrero de 2006, en Pasta de Conchos, Coahuila, donde murieron 65 mineros de los cuales sólo los restos de dos fueron rescatados.

Del total de trabajadores fallecidos, uno es ingeniero y 5 murieron en minas que tenían condiciones de seguridad suficientes. El resto perdió la vida en minas y pozos clandestinos o que a pesar de tener papeles en regla, no cuentan con lo necesario para proteger la vida y salud de su personal.

10/GCJ/LR/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content