Inicio Ni los gobiernos, ni el IMSS me supieron cuidar a mi hijo

Ni los gobiernos, ni el IMSS me supieron cuidar a mi hijo

Por Daniela Pacheco

Llegan con pancartas, con niñas y niños sobre los hombros o en carriolas, con juguetes o con mantas exigiendo justicia: son mujeres, madres y trabajadoras que se han unido a los familiares de las y los niños fallecidos en la guardería ABC de Hermosillo el pasado 5 de junio, pues la negligencia que se ventiló en la tragedia demostró la vulnerabilidad de todo el sistema de guarderías y de la seguridad de todas las niñas y niños mexicanos.

Es la respuesta social al accidente que se suscitó hace un mes en la guardería ABC de Hermosillo, Sonora, donde fallecieron 48 menores de edad, es la protesta del “Movimiento Ciudadano por la Justicia, 5 de junio”, encabezado por las madres y los padres de dos de las victimas, así como por representantes de diferentes organizaciones civiles.

A partir de las diez de la mañana, frente a la sede del IMSS, en el Distrito Federal, fueron llegando mujeres, hombres, niñas y niños que en menos de una hora comenzaron a nutrir un contingente de casi dos mil personas. Las banquetas, que mantenían en un principio a la gente alejada del flujo vial, fueron cediendo al crecimiento de la manifestación, el tráfico se detuvo y las consignas iniciaron: ¡No están solos!¡ Justicia¡

Xochitl Loret, empleada desde hace 10 años en la Secretaría del Medio Ambiente, es madre de una niña de tres años de edad y como muchas mujeres trabajadoras mexicanas ha tenido que dejar a su hija en una guardería. “Es increíble que una bodega la hayan improvisado como guardería y todo por el dinero que hay de por medio. Uno lleva a sus hijos pensando que están seguros y nos los entregan muertos. En la guardería de mi hija todo está bien, gracias a Dios”

La mirada tranquila de Xochitl contrasta con la dureza de los rostros de las madres sonorenses que han perdido a sus hijas e hijos en el incendio de la guardería ABC, como Patricia Duarte Franco, maestra de educación física y madre del niño Andrés Alonso de tres años y cinco meses, a quien, como ella misma señala, “Ni el gobierno estatal, ni el gobierno federal, ni el instituto Mexicano del Seguro Social, me lo supieron cuidar, me lo mataron el 5 de junio.

“La indiferencia también es violencia”, declara Patricia con un nudo en la garganta, pues ella no comprende cómo Calderón Hinojosa se ha alejado del problema. Advierte la mujer que si no atiende a los llamados de justicia recurrirán a instancias internacionales, pues la muerte de su hijo y de los otros 47 menores de edad, no se quedará impune. “La lucha apenas comienza”, sentencia la afectada.

PROBLEMA DE ORIGEN

Asimismo, en esta marcha camina otra mujer que inició su lucha no hace más de un año, cuando su hijo de diez meses y medio perdió lo vida. La señora Torres es una mujer trabajadora que ante la necesidad de salir a cumplir con la jornada laboral dejó a su hijo Cristian en la guardería “Centro Pedagógico del Sur” en Coyoacán, en el cual murió de asfixia el 26 de agosto de 2008.

“Dicho lugar sólo tenía permiso de operar como jardín de niños, pero ante la ineficacia de la regulación y vigilancia de todas las guarderías y jardines de niños particulares, el día de hoy sigue dando servicio”, denunció la señora Torres.

Y es que siete de cada diez niños no tienen acceso al servicio de guardería que el Estado proporciona. De acuerdo con “La infancia cuenta en México” en 2008, el IMSS, daba atención a 215 mil 373 niñas y niños de hasta 5 años de edad, el ISSSTE atendía a 18 364 niñas y niños de hasta 3 años de edad, el Programa de Estancias Infantiles para Apoyar a las madres trabajadoras de la SEDESOL y el SNDIF, se encargaba del cuidado de 205 780 niñas y niños de hasta 3 años de edad.

De la misma manera, en los centros de Desarrollo Infantil de la SEP, atendieron a 210 mil 419 menores de 6 años de edad. Pero a pesar de todas estas cifras muchas madres tienen que recurrir a particulares, como fue el caso de la señora Torres.

MUJERES SIN MIEDO

El contingente llega hasta las instalaciones de la Representación del Estado de Sonora en la capital del país, en donde los participantes son invitados a dejar una ofrenda y a tapizar las paredes con los carteles y mantas que se usaron en la manifestación. De entre la gente se puede reconocer a la actriz mexicana Ofelia Medina, quien a nombre de “Mujeres sin miedo” abraza a una de las madres afectadas por la tragedia del 5 de junio y le dice al oído: “Tu dolor nos hace fuertes”.

Patricia Duarte Franco y José Francisco Quintana, así como Martha García y Manuel Alfredo Rodríguez Anaya, madres y padres sonorenses que sufrieron la muerte de sus hijos en el incendio de la guardería ABC, micrófono en mano dan las gracias por la asistencia y el apoyo.

09/DP/NS/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content