Inicio Niegan amparo a mujer que padeció maltrato

Niegan amparo a mujer que padeció maltrato

Por Gladis Torres

En un acto que condena a una mujer a sufrir más maltratos, se le negó un amparo a Diana Pardo de la Rosa para evitar volver al domicilio conyugal a pesar de que un juez de primera instancia le concedió el divorcio por haber sufrido violencia psicológica por parte de su esposo durante 13 años.

El 27 de septiembre del 2005, la segunda sala de lo familiar del Tribunal Superior de Justicia -integrada por las magistradas Carmen Aída Bremauntz y María Magdalena Díaz Román, y por el magistrado Óscar Gregorio- anuló dicha sentencia y la obligó a volver con su pareja.

Ante estos hechos, el 5 de enero del presente año Pardo interpuso un amparo, el cual le fue negado aduciendo que no fue ofrecida la prueba pericial “como se debía, lo cual no es congruente, ya que la valoración de la pruebas es exclusiva del juez”, informó en entrevista exclusiva para Cimacnoticias Rocío Corral, directora del Centro de Apoyo a la Mujer Margarita Magón (CAM).

De nueva cuenta, el argumento es que no se acredita violencia familiar, ya que las pruebas psicológicas son insuficientes toda vez que la pareja procreó una hija hace seis años, lo cual infiere en la inexistencia del supuesto sometimiento, dominio, control o agresión física, verbal, emocional o sexual. “Entonces, no se acredita la violencia familiar por la procreación de la niña”, indicó Corral.

Al negársele el amparo a Diana Pardo, queda sin validez la sentencia de divorcio y ella debe volver a vivir con su agresor; así, ella continúa casada y las visitas, las convivencias y la pensión alimenticia quedan sin efecto. Diana podría interponer el divorcio de nueva cuenta hasta el 2007.

Al respecto, la directora del CAM enfatizó: “Lo más preocupante del caso es que le niegan el derecho a Diana al acceso de la justicia y a una vida libre de violencia, conforme lo establece la Convención Interamericana para Prevenir y Sancionar la Violencia Contra la Mujer”, conocida como Convención Belém Do Pará.

De igual forma, indicó que desde el CAM llevaran el caso a la Corte Iberoamericana de Justicia, siendo esta la primera ocasión que su organización acude a este organismo internacional con la finalidad de llamar la atención de la sociedad civil, para que se haga público el desconocimiento de la justicia en materia de violencia intrafamiliar. “Es este caso no hay ningún elemento jurídico de peso que pueda justificar la negativa al amparo interpuesto”.

Y finalizó: “Buscaremos acciones concretas de denuncia; estamos preparando una queja en contra de la magistrada, ante la fiscalía de delitos contra servidores públicos y hablaremos con las compañeras diputadas para poder aprobar un punto de acuerdo sobre el caso”, finalizo Roció Corral.

Cabe recordar que la organización civil que preside Corral, presentó una demanda de divorcio para Pardo por la causal de violencia familiar, ofreciendo como pruebas ante el juez de primera instancia de lo familiar las valoraciones psicológicas realizadas a Pardo, a su esposo, a la hija y al hijo de ambos en el Centro de Atención a la Violencia Intrafamiliar (CAVI), dependiente de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal

CADENA PERPETUA

Diana Pardo de la Rosa forma parte del grupo de mujeres que han padecido el maltrato psicológico severo de sus parejas sin que el sistema judicial haya podido estar a la altura de la situación. Y es que, en México, 46.6 por ciento de las mujeres padecen algún tipo de violencia, como lo informó la agencia Cimacnoticias el 28 de noviembre del 2005.

Según la Encuesta Nacional de Violencia Contra las Mujeres (ENDIREH), un 38.45 por ciento sufría maltrato emocional, seguido por el económico (29.3 por ciento), físico (9.3 por ciento) y sexual (7.8 por ciento).

El desconocimiento de las leyes que penalizan la violencia psicológica en casa fue la causa por la que Diana Pardo soportó durante 13 años las constantes medidas de control, las descalificaciones e infidelidades de su marido, hasta que finalmente decidió acudir, en el año 2003, al CAM. De otra manera, estaría condenada a vivir violencia en cadena perpetua.

06/GT/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content