Inicio » Niñas, las principales perdedoras en la India

Niñas, las principales perdedoras en la India

Por la Redacción

La tasa de fecundidad en la India no puede abatirse debido a que por costumbres patriarcales las familias buscan tener al menos dos hijos varones, con la consecuente afectación en el desarrollo de las niñas, quienes son discriminadas en la atención de sus necesidades básicas.  
 
En un estudio publicado por el Instituto Guttmacher, la doctora en Economía por la Universidad de Wisconsin Sanjukta Chaudhuri, señala que el 7 por ciento de los nacimientos en la India fueron resultado de la espera de un hijo varón.
 
Explica que esta preferencia cultural se debe a prácticas patriarcales como el sistema hereditario lineal (el padre hereda al hijo); la costumbre social de la dote (la familia de la hija que se casa debe hacer obsequios a la familia del novio); el matrimonio “patrilocal” (el nuevo matrimonio se instala en la comunidad del esposo), y la dependencia de los padres ancianos hacia los hijos varones.
 
La Encuesta Nacional de Salud Familiar en la India 2005-2006 reporta que las mujeres de 35 a 49 años de edad con mayor número de hijas que de hijos, fueron más proclives a continuar con la maternidad y con ello a aumentar los miembros de su familia.
 
Chaudhuri abunda que la probabilidad de detener la procreación de más hijos está relacionada con el nacimiento de un hijo varón. Las mujeres hindúes sin hijos varones o con uno tienen más probabilidades de querer continuar su descendencia en su búsqueda por un hijo del sexo masculino, a diferencia de quienes ya lo tuvieron en sus primeros dos partos.
 
Sólo 26 por ciento de las mujeres que desea dos hijos hombres logra su propósito, y las consecuencias repercuten tanto en su salud como en las condiciones demográficas de la India.
 
La tasa de natalidad en el país asiático es 20.6 nacimientos por cada mil habitantes. El total de habitantes, según el censo 2011, es de mil 28 millones 737 mil 436 personas. Su población ha aumentado 17.6 por ciento y se calcula que para 2025 supere a la población de China, el país más poblado del mundo.
 
Sanjukta Chaudhuri advierte que las más afectadas por este comportamiento de la sociedad hindú son las niñas nacidas en las familias numerosas a causa de la búsqueda de hijos varones, ya que ellas crecerán con menos recursos al dividirlos entre el número de hermanos; además de que en esa repartición se le dará preferencia a los hermanos hombres.
 
Además aumenta la probabilidad de que las mujeres se desarrollen en familias grandes con menos recursos y que los hombres lo hagan en una familia pequeña, por lo tanto con mayores posibilidades económicas.
 
Otro factor que perjudica la salud de las niñas reside en que las dejan de amamantar más rápido que a los niños, ya que la lactancia inhibe la concepción y los padres prefieren anularla para continuar la posible concepción de un hijo de sexo masculino.
 
Tal práctica podría explicar el 9 por ciento de la mortalidad infantil femenina excesiva en la India, apunta Chaudhuri.
 
La especialista considera que las políticas poblacionales de la India están mal planteadas, ya que no resuelven el problema de la discriminación de género.
 
Concluye que ante la desinformación y prevalencia de un esquema de sociedad patriarcal, los esfuerzos para reducir la fecundidad no tendrán resultados tácitos e incluso pueden ser contraproducentes, como en el caso del aborto selectivo.
 
13/MMS/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: