Inicio Niñas y niños procuran no convertirse en soldados

Niñas y niños procuran no convertirse en soldados

Por la Redacción

“Me dieron un saco y dijeron que si caía me matarían”, cuenta un niño de 12 años en un documental realizado por Human Rights Watch. Miles de menores recorren carreteras del norte de Uganda para no caer en manos de las tropas rebeldes.

El norte de Uganda es lo más parecido al infierno para cualquier menor; por ello, cada día decenas de miles de niños y niñas caminan solos durante la noche buscando lugares seguros donde las tropas rebeldes no puedan reclutarlos.

Desde 1986, el grupo armado Ejército de Resistencia del Señor (Lord’s Resistance Army o LRA, por sus siglas en inglés) ha reclutado a 30 mil menores en el norte de Uganda forzados a convertirse en soldados o en esclavos sexuales, de acuerdo con información proporcionada por Canal Solidario.

Human Rights Watch (HRW) ha documentado en un video grabado durante este año y narrado por Dennis Haysbert, y en una serie de fotografías de Bruno Stevens, las vidas de estos menores que escapan de sus pueblos y caminan sin rumbo buscando algún lugar seguro, principalmente en zonas urbanas. Algunos ya no cuentan con ningún familiar vivo.

Si no logran escapar y son reclutados por este grupo rebelde, entran en un ambiente de terror. Los niños son obligados a robar, agredir y asesinar a otras personas -muchas veces, otros niños- si quieren mantenerse vivos. A las niñas les esperan violaciones y abusos sexuales sistemáticos.

Para evitar caer en manos del LRA, los menores que viven en el campo evitan dormir en sus casas. Según HRW, cada noche 40 mil niñas y niños recorren varios kilómetros para dormir en zonas urbanas, cerca de iglesias, hospitales o estaciones de autobuses.

Los testimonios que recoge HRW son de lo más aterrador que se puede escuchar. Martin P., de 13 años, cuenta cómo fue reclutado por el LRA en febrero de 2002: “Cuando mis hermanos y yo fuimos capturados, nos dijeron que los cinco no podíamos permanecer juntos porque no trabajaríamos bien. Cogieron a mis dos hermanos más jóvenes y los golpearon hasta que murieron; el más pequeño tenía nueve años”.

La guerra en Uganda se ha prolongado durante 19 años, desde 1986. Casi un millón y medio de personas han sido desplazadas en el norte de este país y, en tres distritos de esta zona, el 90 por ciento de la población se considera personas sin hogar.

¿QUÉ PUEDO HACER YO?

El objetivo del video y las fotografías presentadas por HRW es mostrar al mundo que una crisis que Naciones Unidas ha definido como “crimen contra la humanidad” no puede continuar ignorándose.

Human Rights Watch pide a la gente que se envíe una carta al presidente de Uganda, Yoweri Museveni, para que evite el reclutamiento de niños y niñas y los proteja de forma efectiva. Para ello, ofrece un modelo de carta y la dirección a donde enviarla.

05/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content