Inicio Niñez: ¿invisible en la migración?

Niñez: ¿invisible en la migración?

Por Karina Arias

El fenómeno migratorio está intrínsecamente vinculado al acceso al desarrollo. Por un lado, quienes menos tienen acceso al desarrollo se ven obligados a salir de sus comunidades para buscar mejores oportunidades, al mismo tiempo que su libertad de movimiento se ve restringida. Por el otro lado, quienes más recursos económicos tienen, pueden viajar con mayor libertad.

Este es un ejemplo de cómo el ejercicio de los derechos humanos se ve limitado para personas con ciertas características socioeconómicas y de otro tipo. haciendo de ellos privilegio de un grupo específico.

En nuestros días el acceso a la alimentación, el trabajo, la salud, entre otras, son condiciones mínimas que requiere todo ser humano para vivir. Cuando éstas no existen es necesario emprender el camino hacia lugares donde se pueda tener la seguridad de contar con ellas.

Así, México se convierte en un país de tránsito, de destino y al mismo tiempo origen de diversos flujos migratorios. En este movimiento de tránsito confluyen diversas personas. Entre ellas, destacan aquellas que, como la niñez migrante, enfrentan durante su camino graves riesgos a su seguridad y libertad personal. En especial, enfrentan una situación de alto riesgo los niños, niñas y adolescentes que viajan no acompañados y que no se hacen visibles en las políticas, programas ni estadísticas migratorias en México.

Ha sido necesario poner énfasis en la niñez migrante, ya que no obstante la población de migrantes es una de las menos favorecidas en materia de justicia y, en general, de derechos humanos, las violaciones a estos derechos se acentúan entre esta población.

Así, encontramos a niños, niñas y adolescentes migrantes que tienen que enfrentar procedimientos de control y verificación del estatus migratorio ambiguos y que se convierten en una etapa previa a su aseguramiento. Estos niños y niñas son aseguradas en las Estaciones Migratorias del Instituto Nacional de Migración sin condiciones adecuadas para su edad.

De la revisión de la legislación aplicable en la materia, incluyendo la referente a las instalaciones de las estaciones migratorias, podemos señalar que no se contempla la protección y ejercicio de los derechos de la niñez. Incluso, cuando se habla de los derechos humanos de los migrantes, las acciones van dirigidas a hombres y mujeres, sin contemplar a la niñez migrante.

Parece que los flujos de este sector de la población fueran invisibles, siendo que en los últimos años la migración de adolescentes no acompañados ha aumentado considerablemente.

El gran reto para nuestro país es encontrar soluciones que incluyan la participación de esta niñez móvil y en las cuales sus derechos sean algo más que una página de una cartilla. Que garanticen el ejercicio de sus derechos como un ejercicio continuo.

05/KA/GM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content