Inicio » No basta con contar mujeres asesinadas, hay que atacar a la raíz

No basta con contar mujeres asesinadas, hay que atacar a la raíz

Por Nelson Rodríguez, corresponsal

El acceso a la justicia, la tipificación del feminicidio en el código penal, y la reparación de los daños, siguen siendo las principales demandas de las nicaragüenses frente a la violencia, que amenaza con convertirse en una pandemia social, subraya el estudio “el feminicidio en Nicaragua, abordaje y propuesta de indicadores para la acción”.

Presentado aquí por los organismos PATH, Alianza Intercambios y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el documento destaca que las cifras sobre feminicidio y violencia contra las mujeres son alarmantes, se mueven día con día. De 2000 al 2005 se incrementó en un 100 por ciento, dijo Silvia Narváez, oficial del Programa de Género de la OPS.

“Si bien no nos podemos comparar con El Salvador o Guatemala, tampoco es para sentirse orgulloso por las 84 mujeres asesinadas en lo que va del año 2010”, es tiempo de actuar y la OPS mantiene su compromiso de seguir a la par de las organizaciones, en la lucha por frenar la violencia que afecta a las nicaragüenses, dijo la funcionaria de la OPS en Nicaragua.

No basta con contar a las muertas, dijo, hay que caracterizar el daño, la forma, las causas y las consecuencias de la violencia, para atacarlas de raíz, en este sentido la OPS establece su compromiso de trabajar en alianzas para poder establecer las evidencias que permitan diseñar propuestas y estrategias contra la violencia hacia las mujeres.

El registro de las evidencias sobre el feminicidio, es la base para realizar acciones exitosas y poder desarrollar una base de evidencias sólidas, se requiere mejorar la calidad y comparabilidad de los datos, en esta línea también hay que seguir trabajando, dijo la doctora Margarita Quintanilla, representante del organismo PATH, y Secretaria Técnica Alianza Intercambios.

La doctora Quintanilla insistió en que “es necesario abordar el feminicidio en el contexto en que sucede y no como incidente aislado, por lo cual se debe prestar atención también a la dinámica económica y sociopolítica en que ocurren”.

Criticó a la policía nacional porque los datos sobre feminicidio que reportan, carecen de información del hecho, muchas veces sólo lo registran como un suceso, pero no se contextualiza sobre el mismo.

La funcionaria del organismo PATH, criticó a los medios de comunicación nicaragüenses porque siguen informando del feminicidio y de la violencia contra las mujeres, cargados de prejuicios y estereotipos en contra de las mujeres.

En conclusión, el estudio reconoce los avances para abordar la problemática de violencia de género, pero los desafíos y las demandas son numerosas, y es necesario que el Estado reconozca la problemática y responda a las demandas del movimiento de mujeres para atender la violencia, dijo la abogada Yamilteh Molina, oficial de programa PATH.

Molina explicó que en el estudio se identifica que en las regiones autónomas de Nicaragua tanto norte como sur, en la zona rural principalmente, el lugar de mayor peligrosidad para las mujeres es la casa, donde los agresores son los cónyuges, ex ? parejas y hasta sus hermanos de las mujeres.

Lo peor de estos casos, es que la denuncia es muy difícil para las víctimas porque las Comisarías de la Mujer de la policía nacional están muy distantes de sus hogares.

El estudio indica que es necesario tipificar el feminicidio y reconocerlo en el Código Penal, ello permitiría establecer una calificación más explícita del delito y por ende un sistema de registro policial y del resto del sistema de justicia que visibilizaría la situación de violencia de género en el país.

Tipificar ese delito también permitiría establecer sanciones penales específicas que develarían una situación hasta ahora confundida con los delitos de parricidio, asesinato y homicidio.

Según el estudio, en términos de justicia las mujeres nicaragüenses organizadas demandan entre otras, la creación de una ley integral de la violencia que incluya el feminicidio, diseñar un sistema que garantice el acceso a medios inmediatos, de reparación, protección, apoyo y asistencia jurídica a todas las mujeres que hayan sido víctimas de violencia, en cumplimiento a los acuerdos internacionales, particularmente la convención Belem do Para.

Dar capacitación y sensibilización a los operadores de justicia y fortalecer las comisarías de la mujer en la policía nacional, garantizar el acceso a la justicia de la población de las zonas rurales más alejadas, son también parte de las demandas de las mujeres, añade el estudio.

Las mujeres proponen, lograr un trabajo coordinado entre las instancias del gobierno responsables y las organizaciones de la sociedad civil que se dedican a tal fin, para eliminar todas las situaciones de violencia contra la mujer.

Desarrollar medidas para la protección de las mujeres, como prevención del riesgo, promover la defensa a nivel comunitario, llevar campañas de sensibilización de la comunidad y fortalecer el trabajo coordinado para promover un modelo de atención integral articulado en la ruta crítica, son otros aspectos del documento.

El estudio es resultado de un esfuerzo conjunto de los organismos PATH, OPS, Universidad politécnica de Nicaragua UPOLI, Puntos de Encuentro, la Red de Mujeres Contra la Violencia e investigadoras independientes comprometidas con la lucha de las nicaragüenses.

10/NR/LR/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: