Inicio No eliminar aranceles de canasta básica acordados en TLCAN

No eliminar aranceles de canasta básica acordados en TLCAN

Por Gladis Torres Ruiz

Cerca de 100 Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) canadienses, estadounidenses y mexicanas, lanzaron un llamado a los gobiernos de México, Canadá y Estados Unidos para que detengan la eliminación de tarifas arancelarias para el maíz blanco, el fríjol, la leche en polvo y otros alimentos de la “canasta básica”, así como artículos de seguridad alimentaria para los hogares, prevista a partir de enero de 2008.

En una carta dirigida a los gobiernos de estos tres países, las OSC afirman que suscriben el documento en apoyo a las y los agricultores e indígenas mexicanos para detener la liberalización del comercio agrícola, pues está destruyendo al campo mexicano, a las comunidades rurales, a los pueblos indígenas y a los campesinos, “orillándolos al exilio económico”.

También apoyan las propuestas para reconstruir la agricultura mexicana, la soberanía alimentaria, y el desarrollo rural, ya que “consideramos que las políticas de las organizaciones campesinas e indígenas para reconstruir la agricultura mexicana y renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) son pasos necesarios para dar prosperidad y seguridad verdaderas a nuestros países”.

LAS PROPUESTAS

Entre las propuestas formuladas, destacan: el anuncio de la suspensión debe ir acompañado de un plan y un calendario para renegociar el capítulo agrícola del TLCAN, reconociendo que el aumento en el volumen comercial no ha producido la prosperidad orientada por el mercado para las y los agricultores y comunidades rurales de los países integrantes del mismo.

En este sentido, las y los activistas de las ONG señalan como ejemplo lo reportado por la Unión Nacional de Granjeros de Canadá, quienes informaron durante la conferencia “Lecciones del TLCAN”, llevada acabo en octubre de este año en Minneapolis, Estados Unidos, que el ingreso de mercado de las granjas canadienses está en su punto más bajo desde la Gran Depresión.

Y que la agricultura canadiense enfrenta una “bomba de tiempo generacional”, ya que la gran mayoría de los agricultores se acercan a la edad de retiro sin que haya suficientes granjeros jóvenes que los sustituyan.

Por eso, una propuesta del Gobierno mexicano para excluir todos los alimentos de la “canasta básica” de la liberalización bajo el TLCAN sería un primer paso para mejorar la capacidad de México para alimentarse a sí mismo.

La medida crearía demanda por productos mexicanos que ahora se satisface en parte con exportaciones de dumping norteamericanas y, además de apoyar la oferta nacional de alimentos básicos, disminuirá sus precios, dando alivio de los drásticos incrementos en los precios de los alimentos, particularmente para la tortilla, que se ha elevado en 738 por ciento desde 1994 (mucho mayor a los aumentos salariales).

“La suspensión, en conjunción con apoyo del gobierno mexicano para modernizar la agricultura del país y con la participación de campesinos y productores indígenas, ayudaría a revitalizar la agricultura y el desarrollo rural mexicano”, enfatizan en su carta.

Además agregan que la revitalización rural mexicana comprimiría la migración forzada de medio millón de exiliadas y exiliados económicos mexicanos que buscan sobrevivir viajando a los Estados Unidos anualmente, a pesar de la militarización de la frontera entre México y Estados Unidos.

MAÍZ Y FRIJOL, FUERA DEL TLC

En este contexto, artistas, caricaturistas, académicos e intelectuales se sumaron con las y los campesinos que se encuentran en ayuno desde hace cinco días, en el Ángel de la Independencia para exigir que el maíz y frijol sean sacados del TLCAN y lanzaron un llamado urgente para proteger al campo mexicano.

Advirtieron al Ejecutivo y a las y los legisladores que la apertura total de las importaciones no sólo agudizará la pobreza del campo, sino que volverá a México un país dependiente e incapaz de alimentarse a sí mismo.

“El futuro del campo mexicano es un problema de todos los mexicanos. Por eso estamos aquí. No sólo apoyamos a los campesinos en ayuno, sino que además nos sumamos al llamado enérgico a tomar las medidas para proteger a quienes producen nuestros alimentos, en particular el maíz y el frijol”, afirmaron en voz del actor Miguel Rodarte.

En este sentido, en comunicado de prensa, Edgar Cortez director de la Red de Derechos Humanos Todos los Derechos para Todas y Todos, señaló que las y los campesinos, quienes por falta de apoyo no pueden producir y comercializar su maíz y su frijol, terminan por irse como mano de obra barata hacia Estados Unidos.

Allá, “bajo condiciones de explotación y discriminación producen los granos que después importamos y pagamos en dólares”, lo cual no tiene lógica y es un círculo perverso, dijo. Proteger el campo es también un tema de derechos humanos, pues “tenemos derecho al desarrollo y a la seguridad y la soberanía alimentarias”, afirmó.

De la misma manera, el caricaturista José Hernández enfatizó en que México produce el mejor maíz blanco del mundo y es el centro de origen de este importante grano. “Para México, maíz y frijol no sólo son alimentos, son también cultura e historia. Con la apertura total de México a las importaciones, lo que en los hechos se está haciendo es avalar la destrucción de este patrimonio natural y cultural de nuestro país”.

El ayuno campesino arrancó el pasado 10 de diciembre, a 22 días de que se desgraven todas las importaciones de maíz, frijol, leche en polvo y azúcar de caña procedentes de Estados Unidos y Canadá.

Es decir, a partir de enero de 2008, se suprimirán todos los aranceles, cuotas y cupos de importación, dejando a nuestro campo en una desventaja total frente a las exportaciones de EUA, ya que dicho gobierno da a sus agricultores hasta 30 veces más subsidios que gobierno mexicano.

Entre los asistentes al ayuno estuvieron: Alejandro Nadal, Antonio Helguera, Antonio Serratos, Armando Bartra, Bruno Bichir, Cecilia Suárez, Edgar Cortez, Fernando Rivera Calderón, Guillermo Briseño, José Hernández, Miguel Concha, Miguel Rodarte, Paco Taibo II, Rafael Barajas y las Reinas Chulas, entre otros, quienes convocaron a las organizaciones y la sociedad a apoyar el ayuno, a visitar el campamento y a reproducir el llamado de alerta y las demandas campesinas en favor de la soberanía alimentaria y la reactivación del campo mexicano.

07/GTR/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content