Inicio No estás sola: historias de seis mujeres

No estás sola: historias de seis mujeres

Por Lucrecia Maldonado

Para las mujeres de Latinoamérica, el aborto aún no es un derecho pleno, en gran parte debido al peso que tiene la jerarquía católica y al desarrollo de ciudadanía y participación de las mujeres, aseguró hoy Martha Lamas, presidenta de GIRE, en la presentación del video No estás sola, realizado en Colombia por iniciativa de Catholics for a Free Choice en colaboración con Católicas por el Derecho a Decidir México.

La escritora Elena Poniatowska afirmó, además, que la religión doblega a las mujeres y que el aborto es un hecho lamentable en el que miles de mujeres mueren en México, porque no se ha debatido suficiente su despenalización como ha ocurrido en casi todos los países civilizados.

“El video No estás sola es un bálsamo -continuó diciendo Poniatowska-. Se trata con cariño a las mujeres y dialogan con gente que comprende lo que significa atravesar esa incómoda experiencia. Si esto hubiera existido hace 50 años, muchas mujeres no hubieran muerto o sufrido tanto”.

A 15 años del lanzamiento de la Campaña 28 de Septiembre, Día por la Despenalización del Aborto en América Latina y el Caribe -desde cuyo inicio participaron Católicas por el Derecho a Decidir- su directora en México, María Consuelo Mejía, dijo que el video se presenta simultáneamente en Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, El Salvador, México y Paraguay, y en 14 estados de la República Mexicana.

No estás sola narra seis historias de mujeres latinoamericanas que se enfrentaron a la decisión de interrumpir su embarazo, y muestra la forma en que resolvieron su dilema. María Consuelo afirmó que “el objetivo que nos planteamos es acompañar a las mujeres que están en proceso de tomar esa misma decisión, o que ya la han tomado, para que puedan hacer frente de una mejor manera a la estigmatización moral y social que conlleva el aborto”.

“Un video como éste cobra especial importancia si se considera que un aborto es con frecuencia un momento muy difícil para las mujeres, quienes -como en las historias que ofrece el video- buscan consejo en su familia y sus amigos, su médico o sacerdote de confianza”, aseguró.

Asimismo, afirmó que por esta razón No estás sola pretende convertirse en una herramienta valiosa para las organizaciones que trabajan con este tema; para las mujeres que se enfrentan a un embarazo no deseado y para sus parejas, de manera que puedan tomar sus propias decisiones con base en la esperanza de un futuro mejor.

Por su parte, la diputada perredista Martha Lucía Micher aseguró que no se debe aplicar la ley desde los principios religiosos. “No podemos vulnerar el Estado laico y no podemos seguir permitiendo que las mujeres se nos sigan muriendo por abortos. El derecho a decidir está contemplado en el artículo 4o constitucional, y nuestra tarea como legisladoras es garantizar ese derecho”.

Finalmente, Martha Lamas aseguró que México es el país que tiene la legislación más avanzada en América latina con respecto al aborto, pero que la nueva campaña es por homologar las leyes mexicanas. “Los temas de aborto deberían ser una causal federal, y los privilegios tendrían que ser comunes y compartidos por todas las mexicanas, vivan en el estado que vivan”, aseveró.

En las seis historias que se narran en el video se abordan con sensibilidad y respeto a las circunstancias que orillan a millones de mujeres en el mundo a interrumpir su embarazo, muchas veces de manera clandestina y en condiciones insalubres, lo que ha hecho de este problema un asunto de relevancia internacional.

Cada dramatización ilustra la dimensión ética y moral del aborto desde varios ámbitos; en el caso de Lucía y Hernando se ofrece un punto de vista médico; en el de Alejandra, una óptica profesional y familiar; en el de Oscar y Diana, una visión religiosa; Violeta mira el aborto desde la necesidad del autocuidado; Sandra brinda su reflexión personal ante Dios, y Alicia habla de lo importante que fue tomar su propia decisión. En todos los casos se hace énfasis en la responsabilidad, la confianza una sí misma y la libertad de conciencia.

Al final, cada una de las mujeres comprendió que interrumpir su embarazo fue la mejor decisión que pudo tomar en las difíciles circunstancias en que se encontraba, y logró salir de la sensación de soledad que la embargaba. Todas entendieron que no están solas, y que Dios las acompañó en su decisión.

05/LM/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content