Inicio » No estoy libre, vivo bajo fianza: Lydia Cacho

No estoy libre, vivo bajo fianza: Lydia Cacho

Por Miriam Ruiz

Al igual que la periodista y activista por los derechos de las mujeres, Lydia Cacho y el defensor de los derechos laborales, Martín Barrios, toparse con el empresario textilero Kamel Nacif en el país de la impunidad, significó no estar libres, vivir bajo fianza.

Cacho, autora de “Los Demonios del Edén”, una investigación periodística exhaustiva que denuncia una red de pornografía infantil, regresó esta semana a los reflectores públicos luego de que se publicaron una serie de grabaciones en las que Nacif y el gobernador de Puebla, Mario Marín planean su detención y agresión sexual.

En una carta, Cacho lamenta: “Estoy viviendo en libertad condicional, bajo fianza. No estoy libre, como asegura Marín”, al recordar que esas mismas palabras dijo al llamado “rey de la mezclilla” al otro día de su detención.

“Al que comete un delito se le llama delincuente y para mí esa señora es una delincuente”, es el dicho de Marín en entrevista radiofónica y, antes, en una conversación telefónica. Para el gobernador es cosa juzgada.

“La única salida que han encontrado las autoridades poblanas, ante tanta torpeza grupal, ante tanta corrupción, es intentar culpar a una ciudadana inocente de las graves consecuencias sus propios actos”, insiste la periodista y feminista.

Para Martín Barrios, defensor de los trabajadores de la maquila en Tehuacan, las cosas también empeoraron cuando pisó la calle, luego de que fue acusado por un maquilero amigo de Kamel Nacif por chantaje y detenido con una semana de diferencia con Lydia Cacho.

Santiago Aguirre, abogado del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez denunció en comunicado que corre peligro la vida de Martín Barrios, quien es también director del Centro de Derechos Humanos y Laborales del Valle de Tehuacán.

Desde que Martín fue liberado, diversas organizaciones sociales y de derechos humanos, solicitaron medidas cautelares a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y a la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Puebla por la hostilidad de los sectores maquileros de Puebla. .

Igualmente, solicitan que se adopten las medidas necesarias para resguardar la vida, integridad personal y jurídica de Martín Barrios, además de que cese del hostigamiento contra sus actividades como defensor de los derechos humanos en el valle de Tehuacan.

Tanto Lydia Cacho como Martín Barrios participarán hoy viernes a las 19 horas en el Foro “El uso faccioso del poder: entre los blue jeans y la pornografía infantil”, convocado por el Prodh, el diario La Jornada y Casa Lamm, sede del encuentro.

06/MR/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: